Milonia Cesonia (5 d.C. * 41 d.C.)

=========================================================

 Salvo contadas excepciones, desde que se inició el principado en detrimento de la clásica República, todos los emperadores tuvieron su Emperatriz consorte y en algunos casos, dada la facilidad que existía para repudiar a una esposa alegando un inventado adulterio o una carencia conceptiva, las cónyuges fueron varias. Una de estas rarezas, en las que no hubo “primera dama”, fue en los orígenes del Imperio con la llegada al trono de Tiberio, el segundo Emperador de Roma. Tiberio estuvo casado en dos ocasiones; en primeras nupcias con Vipsania Agripina, joven a la que repudió (año 12 AC), por orden de su madre Livia, y el segundo enlace con Julia, la hija de su padrastro Octavio Augusto. Los desposados Tiberio & Julia fue un matrimonio de conveniencia y distante, ambos se odiaban, de hecho, estuvieron juntos en contadas ocasiones. En el año 14 DC, poco después de acceder Tiberio a la púrpura, Julia la Mayor moría en extrañas circunstancias; el Emperador Tiberio no volvió a casarse, por lo que durante su reinado (14 – 37) no hubo Emperatriz consorte.

 La primera Emperatriz fue la tercera esposa de Octavio Augusto, Livia Drusila. La siguiente, la segunda pareja de Cayo Julio César Germánico “Calígula“, fue Livia Orestila, mujer con la que el demente Emperador contrajo matrimonio a finales del 37 o principios del 38 y que tuvo el honor de ser la Emperatriz más efímera del Imperio. Orestila estaba casada con el acaudalado aristócrata Cayo Calpurnio Pisón; Calígula, en uno de sus trances de enajenación, obligó a Pisón a repudiar a Orestila para él desposarse con ella. Tres días después, Calígula, se descasó, y cuando se enteró que Orestila había vuelto con su marido Pisón ordenó el destierro de ambos, nunca más se supo de ella.

 La tercera Emperatriz consorte fue Lolia Paulina, tercera esposa de Calígula. Paulina, noble romana de rango senatorial hija del Cónsul Marco Lolio Paulino y de Volusia Saturnina, estaba casada con el Gobernador de Macedonia Publio Memio Régulo. Igual que en el caso anterior, Calígula, hechizado por los comentarios de la extraordinaria belleza de una abuela de Paulina, presionó a Régulo para que se divorciara y convertirla en su consorte. Este enlace duró poco más de seis meses, el tiempo que duró el capricho de Calígula; pasado este período, el desequilibrado Emperador, la repudió alegando que la bella Paulina era estéril. Para evitar sorpresas, Calígula la prohibió mantener cualquier tipo de relación íntima con otros hombres. En el año 48 estuvo a punto de convertirse en la cuarta esposa del Emperador Claudio pero la elegida, por motivos políticos, fue Agripina la Menor. Un año después, Paulina, la mujer más rica y ostentosa de Roma, fue desterrada, y todos sus bienes confiscados, por orden de su rival Agripinila acusada de hechicería. Se suicidó estando en el exilio, año 49.

Milonia Cesonia (Grabado de G. Sadeler, 1575-1629)

Milonia Cesonia (Grabado de G. Sadeler)

  La posterior Emperatriz y cuarta cónyuge de Calígula fue una mujer, Milonia Cesonia, de oscuro origen que según el historiador Suetonio en “Vida de los doce césares” no era ni joven ni muy agraciada, pero era el deleite del perturbado Calígula.

  Milonia Cesonia nació, probablemente, en Roma alrededor del año 5 DC y murió, asesinada por miembros de la Guardia Pretoriana, el 24 de enero del año 41 en Monte Palatino, Roma. El nombre de su padre es desconocido y su madre era una tal Vistília, mujer que ha suscitado algunas controversias: en determinados escritos aparece como una dama de clase media y en otros, según Tácito, como una prostituta de la alta sociedad; posiblemente la segunda versión sea la más acertada, dado que a Vistília no se la conocen maridos y era madre de una larga prole, siete hijos, entre ellos Milonia Cesonia.

  Tampoco está muy claro como Calígula conoció a Cesonia, seguramente en alguna de las muchas orgías que el príncipe organizaba en la corte y a las que acudía Cesonia en calidad de cortesana, había seguido la profesión de su madre. El romance entre Calígula y Cesonia fue arrebatador y es que ella, sin dudarlo, se prestó a todos los juegos eróticos solicitados por el Emperador, hasta tal punto, de desfilar desnuda delante de la Guardia Pretoriana. En la primavera del año 39 Cesonia y Calígula contrajeron nupcias; la única condición que la puso Calígula es que le diera un heredero, algo bastante sencillo puesto que Cesonia ya estaba embarazada. Un mes después, o tal vez un día según Suetonio, nació la criatura a la que llamaron Julia Drusila en honor a la hermana, y amante, preferida de Calígula que había fallecido un año antes, estando incestuosamente preñada, de unas fiebres o puede que durante el parto.

 Aunque Milonia Cesonia tenía que someterse y, en muchos casos, ser cómplice de las extravagancias del excéntrico Emperador, éste siempre la tuvo a su lado e hizo que fuera la mujer más respetada de la corte; los dos decían estar profundamente enamorados. De todas formas, la chocante sumisión de Cesonia y el aberrante comportamiento de Calígula, no era bien visto por el pueblo ni por el Senado, ni mucho menos por la desairada Guardia Pretoriana.

 El 24 de enero del 41 cuando Calígula, acompañado de Cesonia y su hija Julia, se disponía a asistir a una celebración teatral fueron interceptados por Casio Querea, el jefe de los pretorianos, y con la excusa de que el Emperador había olvidado la contraseña se abalanzó sobre él espada en mano; Calígula trató de retroceder, pero fue rodeado por otros guardias que le insertaron decenas de estocadas. Relata el historiador Flavio Josefo que Cesonia, en lugar de huir, ofreció su cuello para ser decapitada y reunirse con su esposo en el más allá; a continuación, la niña Julia también fue asesinada estampándola la cabeza contra una columna.

==============================================================
©TruttaFario______El Arenal, IX – VII – MMXV
==============================================================

http://editorialcirculorojo.com/cronologia-del-imperio-emperadores/

 

Anuncios