CONSTANTE, Flavio Julio Constante — (Octubre – 337 * Enero – 350)

  • Constantinopla (Bitinia), 320? ♦♦♦♦ Elna (Narbonense Inf.), 18 – Enero – 250

======================================================== 

“Fueron los primeros emperadores que recibieron una educación cristiana, y sería grato poder decir que, como resultado de ello, se produjo un gran cambio en el Imperio. Desgraciadamente, no es posible decirlo. Los hijos de Constantino eran crueles y pendencieros.” – I. Asimov –

  La decisión de Constantino de fragmentar el dilatado Imperio, quizá para contentar a todos, entre sus hijos y los hijos de su hermano, fue un fiasco; si la segunda etapa de la Tetrarquía (305-312), cuando Galerio asumió el poder tras la abdicación de Diocleciano, fue un embrollo de príncipes, de usurpadores y de guerras civiles, el linaje de Constantino no le anduvo a la zaga: tres jóvenes príncipes (Constantino II, Constancio II y Constante) criados en la corte bajo la supervisión de clérigos arrianos; adolescentes ansiosos de poder y sin ningún tipo de escrúpulos. Entre Septiembre y Octubre de 337, tres meses después de la muerte de Constantino el Grande, los sobrinos de éste, Flavio Dalmacio y Flavio Anibaliano, a la sazón, los césares (herederos) hijos del hermanastro de Constantino destinados en Tracia, Dacia y Macedonia, fueron asesinados, y junto a ellos, todos sus parientes; de esta forma, la descendencia de Constancio Cloro (305-306) se limitaba a los hijos de Constantino el Grande. La matanza fue obra de soldados al servicio de Constancio II y Constante; es posible que en esta escabechina no estuviera implicado el primogénito, Constantino II, pero tampoco hizo nada por evitarla.

Flavio Julio Constante

Flavio Julio Constante.

  Flavio Julio Constante nació, probablemente, en Bizancio (luego Constantinopla, luego Estambul -Turquía-) en el año 320; la fecha y lugar de nacimiento de Constante es un tanto nebulosa, algún narrador emplaza su afloramiento en alguna parte de Italia en 323. Constante murió el 18 de Enero de 350 en Elna (Vicus Helena), Narbonense Inferior (Pirineos Orientales), asesinado por un esbirro del usurpador Flavio Magno Magnencio.

  Constante era el pequeño de los hijos varones de Constantino I y su segunda esposa Fausta; al igual que sus hermanos, fue educado en la corte de Constantinopla bajo la tutela del poeta Arborius y con los preceptos de la recién instituida religión oficial del Imperio: el cristianismo. Parece ser que, mientras Constantino II y Constancio II siguieron las directrices de su padre con la doctrina arriana, Constante se vinculó más por el lado católico, por el Obispo de Roma; esto pudo incrementar, aún más, la inflexión entre los tres príncipes.

  En 333, con tan solo 13 años, a Constante le fue adjudicado el título de César y en 335, con el prorrateo  del Imperio establecido por su padre Constantino, se le asignó el gobierno de África, Italia y Panonia. En este reparto, en el que ejercían la labor de virreyes, también fueron incluidos sus primos Flavio Dalmacio y Flavio Anibaliano, los hijos de Flavio Dalmacio; de esta forma, durante dos años (335-337), el Imperio tuvo un Augusto, Constantino, y cinco césares: Constantino II, Constancio II, Constante, Dalmacio y Anibaliano.

  Después de la aniquilación, en otoño de 337, de los sobrinos del ya fallecido Constantino (mayo de 337), el Imperio se distribuyó entre los tres hijos de éste; los territorios administrados por Dalmacio y Anibaliano, Tracia y Moesia, pasaron a manos de Constante y Constancio II; la zona de Moesia (Dacia y Macedonia) para Constante y Tracia para Constancio II, incluida Constantinopla, la capital del Imperio.

  Constantino II, el primogénito y César de la circunscripción más occidental (Galia, Britania e Hispania) que aspiraba a convertirse en el Augusto del Imperio, no aceptó el reparto de los hermanos menores y planeó la anexión de África e Italia para sus dominios. En Marzo de 340, aprovechando que Constante se encontraba inmerso en una campaña por el Danubio, Constantino II invadió Italia. Quizá, Constantino II, menospreció la capacidad militar de su hermano; el caso es que Constante envió a su encuentro un destacamento, prometiendo que él acudiría una vez solucionado el problema fronterizo, que en una emboscada cerca de Aquilea, derrotaron y dieron muerte a Constantino II, Abril de 340. Muerto Constantino II, Constante agregó para sí los territorios de su hermano convirtiéndose en el Emperador de todo Occidente; nuevamente el Imperio quedaba rasgado en dos bloques: Oriente y Occidente, Constancio II y Constante.

Imperio Romano en 340. Los hijos de Constantino: Constantino II, Constante y Constancio II.

Imperio Romano en 340. Los hijos de Constantino: Constantino II, Constante y Constancio II.

  Los años de reinado del joven Constante como Emperador de Occidente estuvieron llenos de dificultades, tanto externas como internas. Para salvaguardar la integridad del Imperio tuvo que hacer frente a las, cada vez más habituales, incursiones a través del Danubio de ostrogodos, gépidos, hérulos y visigodos; también en Britania hubo de emplearse a fondo contra los díscolos pictos (escoceses) que ya habían traspasado el Muro de Antonino. Tanto en el Danubio como en Britania, las legiones romanas salieron, relativamente, victoriosas.

  El problema más considerable lo tuvo, Constante, dentro de las fronteras. La rivalidad con su hermano Constancio II, el Emperador de Oriente, a cuenta de la religión, era cada vez más notable y el Imperio estaba al borde de una guerra civil y fratricida; Constancio II era seguidor de Arrio (arriano) y Constante de Atanasio (católico). Si la Batalla del Puente Milvio, Octubre de 312, fue la primera del cristianismo contra el paganismo, el contencioso entre Constante y Constancio II se le puede calificar como el primer enfrentamiento entre dos facciones de la doctrina cristiana.

  En el año 343, con el fin de zanjar las diferencias, ambos emperadores celebraron el Consejo de Sardica (actual Sofía) donde acordaron no entrometerse en las cuestiones religiosas; aunque esto no fue respetado, en ningún momento, sobre todo por Constante. En 346 la contienda civil cada vez estaba más cerca, pero las circunstancias quisieron que el Emperador de Occidente tuviera que acudir a la Galia donde un militar galo, Flavio Magno Magnencio, se había amotinado con el apoyo de las legiones de Galia, Britania e Italia; cuando Constante advirtió que había perdido el apoyo de la mayoría de sus generales trató de huir a Hispania con un grupo de leales para reorganizar su ejército y buscar el amparo de las provincias hispanas, pero fue cazado por un grupo de mercenarios mandados por un tal Gaeso (o Gaiso) que lo dieron muerte en Elna, en la frontera entre Narbonense Inferior y Tarraconense, Pirineos Orientales, Enero de 350.

  Los últimos años de reinado de Constante fueron nefastos, fue un individuo impopular, extravagante y falso. Prescindió del parecer de los mandos militares sustentándose del consejo de favoritos; persiguió a paganos, judíos y arrianos; hostigó a los homosexuales, cuando él era un reconocido sodomita… un hipócrita.

==============================================================
©TruttaFario______El Arenal, IV – II – MMXIV
==============================================================
Fuentes:
Francesco BertoliniIsaac AsimovEdward GibbonIndro Montanelli.
Encyclopedia Britannica.
Wikipedia.

Anuncios