GALERIO, Cayo Galerio Valerio Maximiano (Mayo – 305 * Mayo – 311)

==============================================================

La elección de los Césares, los herederos imperiales, por parte de los Augustos Diocleciano y Maximiano en el año 293, parecía una regla de tres inversa. Maximiano, Emperador de Occidente: personaje bruto e ignorante, un señor de la guerra para el que diplomacia era algo irreal, tuvo como sucesor a Constancio Cloro: un hombre sutil, inteligente y con un, nada despreciable, sentido humanitario. En Oriente, Diocleciano: un individuo de Estado, lúcido y reformista, un legislador que le dio un impulso nuevo al Imperio, eligió como legatario a Cayo Galerio Valerio Maximiano: un sujeto de malos modales, ordinario e impulsivo; quizá, pensó Diocleciano, que con el tiempo y las responsabilidades del poder se le puliría el carácter, pero no fue así. Sus decisiones temerarias y sus odios viscerales, pusieron en aprietos a Diocleciano e hicieron mucho daño a parte de la ciudadanía.

Gaius Galerius Valerius Maximianus

Gaius Galerius Valerius Maximianus

  Cayo Galerio Valerio Maximiano nació en Dacia Ripensis, Moesia Inferior, (actual Vidin -Bulgaria-), entre el año 255÷260, y falleció, el 5 de Mayo de 311 en Serdica, Moesia, (actual Sofía -Bulgaria-), de muerte natural.

  Los padres de Galerio eran inmigrantes de la Dacia (su madre Romula, el nombre de padre, desconocido), la ex provincia romana, dedicados al pastoreo; profesión que él mismo ejerció durante la adolescencia, de ahí su apodo: Armentario (armentum=rebaño), hasta que se alistó en las legiones romanas. No hay referencias de la evolución de Galerio en el ejército; empezó la milicia en época de Aureliano, ¿16 años?, y es posible que durante el reinado de Probo adquiriera algún cargo de relevancia; nada más se sabe de su carrera militar hasta 293 en que fue elegido César, heredero, por Diocleciano. Algún escritor señala que, antes de ser nombrado César, pudo haber sido Prefecto del Pretorio de Oriente; pero no hay datos fiables que lo atestigüen.

  Si Maximiano obligó a Constancio a renunciar a su compañera, Elena, para entregarle como esposa a su hijastra, Teodora; Diocleciano hizo lo propio con Galerio: instó a su sucesor a repudiar a su primera esposa (nombre desconocido), con la que tenía una hija: Valeria Maximila, para que contrajera nupcias con su hija, Galeria Valeria. De esta forma, ambos Augustos tenían por Césares a hijos políticos.

  Galeria Valeria, hija de Prisca y Diocleciano, debió ser la conyugue más desdichada de la Corte durante la Tetrarquía: mujer delicada adepta al cristianismo, chocaba con el tosco talante de su esposo Galerio. No tuvieron descendencia, y para perpetuar el linaje, Galerio la obligó a adoptar a Cayo Valerio Candidiano, hijo ilegítimo de éste. Pero los grandes males de Galeria Valeria comenzaron en 311, después de la muerte de Galerio: antes de morir, Galerio, había dejado a Prisca, Galeria y Candidiano a cargo de su sucesor, el César Maximino Daya; éste, cuando la viuda Galeria Valeria rechazó ser su esposa, en lugar de protegerlas, las desterró a Siria. En 314, fallecido Maximino II, regresaron a Panonia con la esperanza de haber puesto fin al cautiverio, pero fueron capturadas por unos esbirros del Emperador Licinio (308-324) que las ejecutaron y luego despedazaron sus cuerpos.

Primera tetrarquía..

  En 293, Galerio, ya como César de Oriente, tenía asignadas las Diócesis de Panonia, Moesia, Tracia y, sobre todo, la zona fronteriza del Danubio, estableciendo la capital en Sirmium (más adelante sería Tesalónica); de esta forma, mientras los Augustos Diocleciano y Maximiano gobernaban las Diócesis de Ponto, Asia, Oriente, y, África, Hispania e Italia, respectivamente, los dos Césares: Constancio Cloro y Galerio se ocupaban de la Europa del Este, los límites del Rin y del Danubio. Los Césares tenían los mismos poderes que los Augustos, la potestad tribunicia, excepto los edictos: estos sólo podían ser promulgados por Diocleciano y Maximiano, los Emperadores.

  Tres largos años (293-296) necesitó Galerio para someter a bastarnos y carpianos, pueblos de la Dacia de origen germano de la ribera Sur del Danubio; con especial virulencia se empleó contra los segundos, a los que hizo capitular incondicionalmente para luego deportarlos, en su mayoría, a Panonia y utilizarlos como colonos agricultores y, en algunos casos, como esclavos. A modo de celebración por la derrota de los carpianos, Galerio subdividió la provincia de Panonia en dos, asignando a la parte norte el nombre de Valeria en honor a su esposa.

  Mientras, el Augusto Diocleciano estaba enfrascado en unas trifulcas en Egipto (296), donde los usurpadores Lucio Domicio Domiciano, primero, y luego Aurelio Aquiles, se habían proclamado Emperadores; el Rey persa, Narsés, aprovechó la situación para invadir Armenia y declarar la guerra a Roma. Galerio, envalentonado por los triunfos en el Este, se lanzó al encuentro del sasánida menospreciando el poder del enemigo y, posiblemente, sin la complacencia de Diocleciano; la caballería persa hizo estragos en las legiones romanas infligiéndoles una severa derrota.

Galerio & Diocleciano Diocleciano reprimió al irreflexivo Galerio haciendo que caminara al lado de su carroza, como si de un siervo se tratara, durante dos kilómetros, algo denigrante para un heredero. Pero Diocleciano no perdió la confianza en su César; en la primavera de 298, Galerio, al mando de un renovado ejército y con la cautela de un buen General, se enfrentó nuevamente a Narsés, pero con otra táctica: en lugar de campo abierto, Galerio buscó las zonas montañosas de Armenia, y ahí sí, la infantería romana obtuvo una victoria total. Seguramente, el impetuoso Galerio hubiera intentado masacrar a los persas, pero el prudente Diocleciano prefirió pactar una rendición honorable: Narsés dejaba en poder de Roma Armenia, Mesopotamia y algunos territorios al lado del Tigris, a cambio, los romanos dejaban de hostigar a los sasánidas; este tratado dejó la zona en paz durante, casi, 40 años. El triunfo de Galerio, fue la última victoria de Roma contra los persas.

  Solventada la conflagración en Oriente con los persas, Diocleciano y Galerio regresaron a Nicomedia donde comenzaron a gestar una resolución contra los cristianos; los seguidores de esta doctrina ya eran mayoría en el Imperio y esto, a juicio de Galerio, deterioraba los ideales romanos y sus dioses clásicos. Muchos de los altos cargos de la administración, del ejército, incluso, algunos en la Corte, ya eran cristianos; esto suponía, no sólo poder político, sino también, poder económico, y esto, era en realidad, lo que más temían los Emperadores.

cristianos

  El primer Edicto fue decretado por Diocleciano el 23 de Febrero de 303, en Nicomedia, la capital de Oriente. La Ley, en contra de la opinión de Galerio, era bastante tibia: quemar textos sagrados, degradar a altos cargos, restituir la esclavitud a los siervos que no renegaran y encarcelar a líderes religiosos. Las constantes presiones de Galerio hizo que para finales de 303 se publicara un segundo Edicto: se ordenaba a los encarcelados a renunciar al cristianismo y realizar sacrificios a los dioses paganos, de lo contrario, serían torturados y, en algunos casos, ejecutados; pero para Galerio esto era insuficiente: en primavera de 304 un tercer Edicto puso en marcha persecuciones y martirios generalizados, sobre todo, en Egipto, África y las provincias ilirias (Panonia, Moesia y Tracia). A finales de 304, Diocleciano, en el ocaso de su reinado y para satisfacción del lacerante Galerio, firmó un cuarto Edicto: el hostigamiento y las ejecuciones masivas se efectuaron a lo largo de todo el Imperio, excepto en la Prefectura gobernada por Constancio Cloro (Galia y Britania), donde no hubo martirios. La actitud de Galerio, respecto a los seguidores de Jesús, se prolongaría hasta el final de su reinado en 311 y, en la zona oriental, continuarían con el acoso a los cristianos los emperadores Maximino II y Licinio hasta el año 324. La “Gran Persecución”, iniciada por Diocleciano, duró 25 años.

  El sistema tetrarca cambió de titulares el 1º de Mayo de 305, daba comienzo la Segunda Tetrarquía: Diocleciano y Maximiano abdicaron en beneficio de Galerio y Constancio, estos a su vez eligieron como césares a Severo II y Maximino Daya.

  Los 12 años (293-305) que Galerio desempeñó el cargo de César los empleó en subyugar a los pueblos de la frontera danubiana, en someter a los indóciles persas y en perseguir a los cristianos; los años como Augusto de Oriente (305-311) fueron dedicados, casi exclusivamente, a conflictos dentro del Imperio.

  En poco más de un año (Julio de 306) la Segunda Tetrarquía se colapsó, el Augusto Constancio Cloro fallecía inesperadamente en Eboracum (York) y las legiones de Britania aclamaban Emperador a su hijo Constantino, esto era algo con lo que no contaba el sistema sucesorio de los tetrarcas; para evitar guerras civiles, Galerio, como primer Augusto elevó al César Severo II al rango de Augusto, dejando a Constantino como César de Occidente. Las cosas se complicaron aún más cuando Majencio, hijo del retirado Maximiano, reclamó los derechos dinásticos haciéndose nombrar Emperador por el Senado de Roma tras un golpe de Estado; esta situación sí que sumió al Imperio en una contienda civil, hostilidades que se llevaron por delante al Augusto Severo II (su puesto lo ocupó Licinio) e hicieron malograr los intentos de capitulación a Galerio. Hubo que esperar hasta 312, cuando Constantino depuso al usurpador anexionando los territorios italianos de Majencio y Maximiano al Imperio.

  Era intención de Galerio, cuando abdicara, hacer los preparativos para colocar a su hijo Candidiano como César de Oriente, pero sus planes dieron al traste, una terrible enfermedad lo estaba consumiendo (¿gangrena?), era tal el hedor, que ni sus propios médicos lo soportaban. Desde su lecho de muerte, a modo de arrepentimiento, el 30 de Abril de 311 firmaba un Edicto por el cual se cesaba la persecución a los cristianos. Galerio fallecía el 5 de Mayo de 311.

==============================================================
©TruttaFario______El Arenal, XXVIII – VIII – MMXIII
==============================================================
Fuentes:
Francesco BertoliniIsaac AsimovEdward GibbonIndro Montanelli.
Encyclopedia Britannica.
Wikipedia.

Anuncios