Death Star * KIC-8462852

==============================================================

 Death Star, La Estrella de la Muerte, es una mega estructura de ciencia ficción fabricada por el Imperio Galáctico bajo las órdenes del Emperador Sheev Palpatine, el que fuera último Canciller de la República Galáctica y luego Señor Oscuro de los Sith. El satélite artificial Death Star II fue concebido  por los ingenieros del autocrático Imperio Galáctico, utilizando una terminología nazi (que es lo que representan los Darth Vader y compañía) como el arma definitiva, la solución final, una estación espacial con todo tipo de armamento ficticio, con la finalidad de dominar la Galaxia y acabar con la resistencia de la Alianza Rebelde, capaz de destruir un planeta con su potente rayo láser.Death Star II La segunda Estrella de la Muerte, la primera fue destruida por el Jedi Luke Skywalker y el coreliano Han Solo, aunque en este tema no se ponen muy de acuerdo los “científicos”, tenía un tamaño aproximado de 900 kilómetros de diámetro, algo semejante al mayor de los planetas enanos del cinturón de asteroides Ceres. Esta estación espacial de combate, con capacidad para albergar a casi dos millones de tripulantes, estaba dotada de una maquinaria de guerra sobrecogedora: 300 fortalezas flotantes, 15000 naves de suministros, 7000 cazas estelares, lanzaderas, cañones, aerodeslizadores y la temible arma superláser, a base de rayos de protones, capaz de hacer añicos Alderaan, un planeta del tamaño de la Tierra.

 Pero este segundo proyecto del Emperador Palpatine, a pesar de las revisiones para corregir errores del anterior, también tenía su punto débil. Aunque Death Star II ya había demostrado su eficacia aniquiladora, todavía estaba en plena construcción; aún no era una nave autónoma y dependía de los generadores instalados en la Luna de Endor para concluir la estación de combate. La situación fue aprovechada por la Alianza Rebelde para demoler el arma insignia del Imperio. Un comando, liderado por el General Han Solo se desplazó a la Luna de Endor con la misión de desactivar los impenetrables escudos protectores de la estación; una vez neutralizados los escudos, los cazas estelares de la armada rebelde, comandados por el General Lando Calrissian, penetraron en el interior de la Estrella de la Muerte destrozando el reactor de “hipermateria” que daba vida a la nave. La detonación produjo una reacción en cadena destruyendo por completo la Estación de Combate Death Star II.

===============================

 Desde hace cuatro años, astrofísicos de la NASA miembros del programa de búsqueda de vida inteligente (SETI), se están devanando los sesos con el hallazgo de un cuerpo que orbita alrededor de la estrella KIC-8462852. La estrella KIC 8462852 se encuentra a 1482 años/luz en la Constelación del Cisne y tiene un tamaño algo superior a nuestro Sol, aparentemente es una estrella del mismo tipo: una enana amarilla de clase espectral G2 o F. Este modelo de astro, uno de los más abundantes en la galaxia, tiene muchas posibilidades de albergar un sistema planetario semejante al nuestro; esta estrella es una, de las más de 150.000 analizadas, que está siendo rastreada de manera especial por el telescopio espacial Kepler debido al extraño comportamiento de un “objeto” que pasa por su órbita de manera irregular.

 Si hubiera un planeta lejano, a 1500 años/luz por ejemplo, con una civilización semejante a la nuestra, emplearían los mismos métodos que nosotros para detectar posibles planetas rotando alrededor de una estrella. Los planetas giran en torno a la estrella de manera periódica; los hipotéticos científicos de este mundo verían como un cuerpo celeste (Júpiter) pasa cada 11.8 años por el centro del disco solar, o como, la Tierra lo hace cada 365 días. Esta es la forma, a grandes rasgos, de cómo se detectan planetas en otros soles.KIC-8462852 El caso de la estrella KIC-8462852, es un lance muy peculiar. El telescopio Kepler, desde 2009, viene observando el insólito comportamiento de un ente que orbita esta estrella, su aparición oscila entre los cinco y los ochenta días, no tiene una traslación regular. Esta conducta está dando lugar a varias teorías; una de ellas podría ser, según los astrofísicos, la de una aglomeración de cometas y el rastro de partículas que van dejando; otra opción, bastante aceptable, sería la destrucción de un planeta enano y que los fragmentos, en su anárquico movimiento, estén despistando a Kepler. Pero la alternativa más sugerente, aunque parezca descabellada, es la de un súper satélite artificial, una gran estación espacial alienígena…

 “La realidad supera a la ficción”.

 ==============================================================
©TruttaFario______El Arenal, XX – X – MMXV
==============================================================

Anuncios