Un día eterno.

==============================================================

En el año 1990 el profesor, historiador y máximo exponente de relatos de ciencia ficción, Isaac Asimov y, el también escritor de este género R. Silverberg, publicaron la novela Nightfall (Anochecer). Esta novela es fruto de un cuento corto escrito por Asimov durante sus primeros años (1941) como narrador de ficción.

La trama de la novela, a grandes rasgos, nos traslada hasta un lejano mundo, un planeta llamado Kalgash; un planeta en un sistema estelar con seis estrellas: una enana amarilla semejante a nuestro Sol, una enana roja con luz más débil y otras cuatro en dos sistemas binarios, total, seis soles que hacen que la luz en ese hipotético mundo sea perpetua. Los habitantes del supuesto planeta no tienen concepto de la oscuridad, no pueden ver el firmamento con su infinidad de estrellas, no conocen la noche, siempre es de día; para estos alienígenas la oscuridad es tan solo una idea, una ambigüedad que ni tan siquiera se menciona, como para un humano es la noción de finito e infinito.

Los pobladores de este imaginario planeta también tienen sus disputas cuando los científicos revelan que en uno de los momentos en los que un solo sol alumbra el planeta, debido a la interposición de un satélite, habrá un eclipse que sumirá el mundo en una “oscuridad” total. La controversia surge cuando los líderes religiosos aprovechan el inoportuno fenómeno para sacar a colación la influencia divina en los acontecimientos que se avecinan: el eterno enfrentamiento entre la religión y la ciencia no es solo un problema de los terrícolas…Planeta en un sistema triple

Astrónomos de la Universidad de Arizona han descubierto, desde el Observatorio Austral Europeo (Chile), un planeta con tres estrellas, a 320 años/luz, situado en la Constelación del Centauro. El planeta HD131399Ab, así se llama, tiene un tamaño dos veces el de Júpiter y cuatro veces su masa; orbita a HD131399A, una estrella blanca con una masa 20 superior al Sol. La órbita del planeta está situada a una distancia media de 12.000 millones de km., el doble del trayecto que hay desde el Sol a Plutón; aun así, la temperatura del planeta podría rondar los 600ºC. La traslación del planeta alrededor de la estrella es de 550 años terrestres.

Hasta aquí todo sería relativamente normal, en la galaxia debe haber infinidad de gigantes exoplanetas orbitando estrellas. Lo curioso de este sistema estelar son las dos estrellas binarias, semejantes a nuestro Sol, situadas a 45.000 millones de km. que orbitan el astro principal en una traslación de miles de años.

El inmenso planeta es, a todas luces, un lugar inhóspito para el ser humano. Lo que falta por descubrir es si el planeta HD131399Ab tiene su propio sistema planetario, algo parecido a las lunas de Júpiter o Saturno; algún mundo rocoso de tamaño semejante a un objeto como Venus, la Tierra o Marte, un sitio que reuniera las condiciones para formas de vida como las que conocemos. Sería un lugar fantástico y extraño a la vez; un paraje en el que no se vería el firmamento nocturno lleno de luces; un territorio siempre iluminado, unas veces con una aguda intensidad y otras con la tenue luz del atardecer de las alejadas estrellas binarias, como dos lunas llenas, pero un astro siempre vespertino. Como nos cuenta el visionario Asimov: un día eterno.

===============================================================
©TruttaFario______El Arenal, XIII – VII – MMXVI
===============================================================