El cólera en El Arenal (Ávila), año 1885.

by Miguel Salgado Chinarro.



  Cólera -“Afección intestinal aguda y grave, que se caracteriza por un principio brusco, diarrea acuosa profusa, vómitos ocasionales, deshidratación rápida, acidosis y colapso respiratorio. La muerte puede sobrevenir unas horas después del comienzo de la enfermedad. La letalidad en los casos graves no tratados puede exceder del 50%; con el debido tratamiento, se reduce a menos del 1%.”.-OMS-

 La epidemia del cólera de 1885, como casi todas las plagas, vino del exterior. En España, en el siglo XIX, se han contabilizado cinco azotes por culpa de esta enfermedad. Las cuatro primeras en 1820 (en tiempos de Fernando VII), 1835, 1855 y 1865, siendo reina de España Isabel II, se llevaron por delante entre setecientos o novecientos mil ciudadanos; en la cuarta, en 1885, siendo rey Alfonso XII, se calcula, no hay cifras concretas, que pudieron fenecer ciento veinte mil personas.

 Esta última epidemia, la de 1885, según los cronistas, llegó al puerto de Valencia en otoño-invierno de 1884 en un barco mercante proveniente de Egipto y que, previamente, había hecho escala en Argel, Nápoles y Marsella. Desde Valencia, pronto se dispersó por parte del litoral, Murcia, Andalucía, Madrid, Castilla y Aragón, pero no fue hasta junio de 1885 cuando el Gobierno, entonces presidido por Cánovas del Castillo, reconoció el cólera como una pandemia.


  En la Villa de El Arenal esta ha sido la mayor epidemia conocida; puede que con anterioridad a 1885 existieran otras, pero al no tener el Registro Civil en marcha, empezó a funcionar a partir de enero de 1871, no hay datos escritos de si hubo o no otras calamidades y el número de muertes que causaron. En los documentos (El Siglo Médico, Madrid, nº 1662, 1 de noviembre de 1885), podemos leer:

En el pueblo del Arenal se presentó la epidemia colérica el 2 del pasado Setiembre, causando hasta el 14 del mismo, en que desapareció, 39 invasiones y 18 defunciones.
En los primeros momentos me trasladé á dicho pueblo, y en unión del médico del mismo, D. Santiago Ballesteros, visité los enfermos que había del cólera, adquiriendo las siguientes noticias:
La epidemia se había importado por dos segadores procedentes de punto infecto. Se encontraban gravemente atacados dichos segadores, su madre común, pues eran hermanos, una cuñada de los primeros y cuatro vecinos más de casas inmediatas á las que los anteriores ocupaban.
Las familias de estos enfermos eran pobres, estaban mal alimentadas, y las casas que ocupaban carecían de medidas higiénicas.” –Emilio Mesa, Subdelegado de Medicina del partido de Arenas de San Pedro-
En este mismo tratado se mencionan, también, actos higiénicos, conferencias familiares, actos caritativos y población arenala.

 En el libro de Don Miguel Ángel Troitiño Vinuesa, El Arenal: Contribución al estudio geográfico de la vertiente meridional de Gredos, publicado en 1976, el doctor detalla de manera exhaustiva en el apartado Epidemias población, el crecimiento demográfico y la mortalidad por grupos de edades desde 1871 a 1900: “…en 1885, además de las enfermedades de años anteriores que, por si solas, provocaban una alta mortalidad, el cólera volvió con fuerza y causó la muerte de 18 personas…”

  Es cierto que por esta causa, en el Registro Civil de El Arenal, constan inscritas 18 defunciones, la primera anotación el día 5 y la última el 22 de septiembre de 1885; no obstante, en meses posteriores hay otros registrados por enfermedad azul y diarrea colérica, nombre común con el que también se designaba el cólera, en ese caso el número de fallecidos ascendería a 22. Teniendo en cuenta que en ese año la población de El Arenal rondaba los 1500 habitantes, el porcentaje de fallecimientos por cólera fue del 1,2 por ciento; este año el número de entierros fue de 81, cuando la media, en esa época, era de 60. El peor año en cuanto a registros por defunción fue 1875, ese año la viruela y la neumonía hicieron estragos, 132 inhumaciones, una media de 11 entierros mensuales.


La leyenda de la primera inscripción de fallecimiento por cólera dice así:

Matea Martín de Lucas, 77 años – “En la Villa del Arenal á cinco de setiembre de mil ochocientos ochenta y cinco ante D. Luís Cortazar, Juez Municipal, y D. Juan Galán, Secretario, compareció Pedro Familiar Martín, de esta vecindad y naturaleza, casado, mayor de edad y propietario, manifestando que su madre Matea Martín de Lucas de setenta y siete años había fallecido en el día de ayer y hora de las dos de la mañana á consecuencia del Cólera de lo cual daba parte.
En vista de este manifiesto y de la certificación facultativa presentada, el Señor Juez mandó estender el Acta consignando en ella, además de los datos adquiridos, las circunstancias siguientes:
Que la referida finada en el acto del fallecimiento estaba casada en primeras nupcias con Leoncio Familiar de esta vecindad y de cuyo matrimonio ha dejado siete hijos, que son Pedro, Santos, Manuel, Alejandro, Justo, Juan y Domingo Familiar Martín, los primeros mayores de edad y menor el último.
Que no tenía testamento ni se tiene noticias de que lo haga luego.
Y que al cadáver se le había de dar sepultura eclesiástica en el Campo Santo de esta Villa.
Fueron testigos presenciales Gregorio Fernández y Pedro Vinuesa. A continuación firman el Señor Juez, los testigos y el declarante.”



Agradecimientos.- A esos vecinos y amigos que me facilitaron algún documento y me atendieron diligentemente por teléfono. Especial mención, a título póstumo, a la persona más ilustre y erudita en todos los temas relacionados con la historia de nuestro municipio, Don Miguel Ángel Troitiño Vinuesa (1947-2020). in memoriam.



©TruttaFario__________El Arenal, XXVII – V – MMXX