HISPANIA -Siglo IV-

Diocesis Hispaniarum

==========================================================

. A lo largo de la Historia del Imperio Romano, desde que éstos hicieran su aparición en la Península Ibérica allá por el siglo III a.C. con el fin de obstaculizar las incursiones cartaginesas, Hispania sufrió grandes transformaciones en la división territorial. En un principio, Roma estableció asentamientos militares para cortar el avance del rival más poderoso de la República de Roma: la República de Cartago; ubicaciones, sobre todo, en la costa mediterránea para impedir que los cartagineses llegaran por tierra al norte de Italia.
. A finales del siglo III a.C. (202 a.C.), con la derrota del General cartaginés Anibal Barca, Roma comenzó la conquista de Iberia. Las primeras fundaciones romanas en la invasión de Hispania fueron por el sur y el levante dividiendo los territorios ocupados en dos grandes provincias: Hispania Ulterior, que abarcaba toda Andalucía, parte de Badajoz y parte de Murcia con capital en Corduba, e Hispania Citerior con capital en Tarraco, que comprendía parte de Murcia, algo de Castilla, la región valenciana, Cataluña y parte de Aragón. En época de Octavio Augusto (27 a.C. – 14 d.C.) se realizó la primera gran partición, dividiendo la Península en tres provincias: Tarraconense (capital Tarraco), Lusitania (capital Emerita Augusta) y Baetica (capital Corduba); así funcionó, administrativamente, Hispania durante tres siglos.

Diócesis HISPANIARUM

Diócesis HISPANIARUM

. A últimos del siglo III, primeros del siglo IV, con la llegada al poder del Emperador Diocleciano y la implantación de la Tetrarquía, en el Imperio hubo una nueva reorganización territorial: cuatro prefecturas, doce diócesis y más de un centenar de provincias. Hispania, la Diocesis Hispaniarum, quedó fragmentada en seis provincias: Tarraconensis, con capital en Tarraco (Tarragona), Gallaecia, con capital en Bracara Augusta (Braga), Lusitania, con capital en Emerita Augusta (Mérida), Baetica, con capital en Corduba (Córdoba), Carthaginensis, con capital en Carthago Nova (Cartagena) y Mauretania Tingitana, con capital en Tingis (Tánger); a mediados del siglo IV, las Islas Baleares también se convirtieron en provincia romana, Balearica, con capital en Pollentia (Pollensa).

. Esta parcelación comarcal funcionó hasta entrado en siglo V con la invasión de los visigodos.
================================================================
©TruttaFario___El Arenal, III – I – MMXIV
================================================================

http://editorialcirculorojo.com/cronologia-del-imperio-emperadores/

https://www.amazon.es/Cronolog%C3%ADa-Imperio-Miguel-Salgado-Chinarro/dp/8491260935