LICINIO, Flavio Galerio Valerio Liciniano Licinio ————————————————— (Noviembre – 308 * Septiembre – 324)

  • Serbia (Moesia Superior), ± 264 ♦♦♦♦ Tesalónica (Macedonia), Abril de 325.

============================================================== 

  En el año 312 d. C., la forma de gobierno para todo el Imperio instaurada por Diocleciano en 285, había quedado obsoleta. De 285 a 305, el Imperio Romano tuvo un sistema de gobierno, la Tetrarquía, más o menos estable y pacífico, por lo menos, dentro de las fronteras; los tetrarcas, dos augustos (Diocleciano y Maximiano) y dos césares (Constancio I y Galerio), que en realidad eran cuatro emperadores, manejaban el amplio reino con bastante equilibrio, siempre bajo la supervisión del decano de los augustos: Diocleciano, pero a partir de 306, cuando Galerio asumió el mando principal, Roma entró en una espiral de luchas por el poder y pactos entre príncipes que llevaron al Imperio a una sucesión de hostilidades y contiendas fratricidas. Primero, la inesperada muerte de Constancio Cloro en 306; segundo, la rendición e inmolación de Severo II ante Majencio en 307; después, el suicidio de Maximiano a instancias de Constantino en 310; el agónico fin de Galerio tras una gangrena en 311; el melancólico fallecimiento, puede que por depresión, de Diocleciano a finales de 311; el ahogamiento en la Batalla del Puente Milvio de Majencio en 312; y el envenenamiento, por sicarios de Licinio, de Maximino Daya en 313. En siete años, 306 – 313, habían perecido siete césares, con parte de sus respectivos parientes, y tres usurpadores. La siguiente década estuvo administrada por dos emperadores: Constantino en Occidente y Licinio en Oriente; la definitiva división del Imperio se estaba fraguando.

Flavius Galerius Valerius Licinianus Licinius

Flavius Galerius Valerius Licinianus Licinius.

  Flavio Galerio Valerio Liciniano Licinio también era de origen ilirio, nació en Zaječar, Moesia Superior, actual Serbia, alrededor del año 264 y murió, ejecutado por orden de Constantino, en Abril de 325 en Tesalónica (Macedonia).

 Si la época de los emperadores de la dinastía Ulpio-Aelia (96-192) fue conocida como la de los Emperadores Hispanos, a los emperadores Ilirios y los tetrarcas (268-325) bien se les podía haber apodado como la dinastía de los “emperadores campesinos”. Licinio descendía de una humilde familia de campesinos, como todos los príncipes desde el asesinato del Emperador Galieno (268); se enroló joven en el ejército siendo compañero de armas de Galerio, al que acompañó, en 297, en la guerra contra los persas. La cohesión existente entre los dos conciudadanos, más las muestras de lealtad y la excelente actitud militar de Licinio, fue lo que indujo al Augusto Galerio a nombrarlo Augusto de Oriente en detrimento del, hasta entonces, tetrarca heredero Maximino Daya, legatario al que le fue concedido el título honorífico de Filii Augustorum; esto ocurría el 11 de Noviembre de 308 durante la Conferencia de Carnuntum, en la provincia romana de Panonia.

  Galerio, aun siendo un déspota, era listo. Después de los fracasados intentos de derrocar a Majencio en 306 y 307, a Licinio le fueron asignados las diócesis de Panonia, Italia y África, y Galerio, quedaba al mando de los territorios de Tracia y Moesia; de esta forma, Licinio se veía en la obligación de deponer a Majencio, el autoproclamado Emperador de los territorios de África e Italia, si quería ser un Augusto poderoso. Pero Licinio, dio al traste con las intenciones de Galerio teniendo en cuenta dos aspectos: por un lado, Galerio, después de la retirada ante Majencio, y su enfermedad, estaba débil, y por otro, sabía del pacto entre Maximino Daya y Majencio; por todo ello, selló una alianza con el recio Augusto de Occidente, Constantino, dejándole a éste el problema de Majencio.

  En el año 311, después de la muerte de Galerio, Licinio y Maximino Daya se repartieron el Imperio de Oriente: Licinio como Augusto de Panonia, Moesia y Tracia, y Maximino, con Ponto, Asia y Oriente, estableciendo la frontera en el Bósforo, separación natural entre las diócesis de Tracia y Asia.

  Parecía que el Imperio se iba a consolidar con los cuatro soberanos (Constantino, Majencio, Maximino II y Licinio), pero esta andanza, apenas duró un año. En Octubre de 312, Constantino, invadió Italia derrotando a Majencio (que murió en la refriega), quedando como único Emperador de toda la zona occidental. Maximino, que había perdido su aliado de Occidente, y viéndose solo, tomó la iniciativa para derrocar a Licinio y hacerse con las diócesis de Iliria; mientras tanto, Constantino y Licinio oficializaban el concordato entre ambos a primeros de 313: Licinio, que estaba unido a una esclava con la que tenía varios hijos, se casó con la hermana de Constantino: Flavia Julia Constancia, joven con la que tuvo un hijo, Valerio Liciniano Licinio, Licinio II, que fue César (heredero) de 317 a 324; en Febrero de este mismo año, los dos emperadores redactaron el famoso Edicto de Milán, por el cual, y aunque los dos eran paganos, básicamente se reconocía la libertad religiosa, siendo los cristianos, doctrina que crecía como la espuma, los grandes favorecidos.

  Licinio, utilizando la misma argucia que Constantino contra Majencio, dotó a sus legiones de un tótem, de una divinidad, luchó contra Maximino Daya bajo el símbolo cruz, su esposa Constancia era una ferviente seguidora del cristianismo; de esta forma sus soldados, estando en minoría, guerrearon por algo más que tierras y sueldo, combatieron por una idea, y esto, les llevó a la victoria. Derrotado, en Abril de 313 y muerto en Agosto del mismo año Maximino Daya, la zona oriental quedaba bajo el reinado de un solo hombre: Licinio; dos augustos, cuñados ellos, gobernaban el Imperio Romano: Constantino en el Oeste y Licinio en el Este.

Constantino y Licinio. Imperio Romano, 316-324

Constantino y Licinio. Imperio Romano, 317-324. (©)

  Todo parecía estable en el Imperio con dos príncipes aliados, Constancia (hermana de uno y esposa del otro) hacía de puente, pero el bálsamo iba a durar poco. Las complicaciones empezaron en 314, cuando Constantino en su afán por controlar la zona de los Balcanes nombró César a un tal Bassianus, un Senador casado con su otra hermana, Anastasia; este hecho fue tomado por Licinio como una ofensa. Licinio, persuadió a Bassianus contra Constantino para que se sublevara, concediéndole apoyo para adueñarse de Italia; el Emperador de Occidente detectó el complot y puso en marcha la maquinaria de guerra; las tropas de Licinio fueron derrotadas por las de Constantino en la Batalla de Cibalae (Panonia), año 315, y Bassianus ejecutado por alta traición. Licinio, para contrarrestar el nombramiento hecho por Constantino, designó también a su César: Aurelio Valerio Valente; las legiones de Licinio se retiraron para reagruparse y seguir con la contienda; en este caso, la batalla, Diciembre de 316, se situó en Tracia: Batalla de Mardia, nuevamente Licinio fue derrotado y sus tropas, en otro tiempo superiores, se vieron muy mermadas.

  Quizá, en el conflicto entre los dos soberanos, medió Constancia poniendo fin a las hostilidades, una tregua que pacificó el Imperio durante los siguientes seis años; para ello, Licinio hubo de renunciar a las diócesis de Panonia y Moesia, y entregar a Valente, que fue ejecutado. Para formalizar las instituciones sucesorias, cada uno de los augustos nombró su heredero: Constantino, a su primogénito (fruto de una relación con una concubina llamada Minermina), Flavio Julio Crispo (12 años), y Licinio, a su vástago legítimo (del matrimonio con Constancia) Licinio el Joven, una criatura de 2 años.

  Durante un lustro, Licinio, se dedicó a controlar su reino repeliendo las acometidas de los persas, pero siempre mirando de reojo los movimientos de Constantino, esperando el momento para resarcirse de las derrotas sufridas en Panonia y Tracia, y es que Licinio, nunca estuvo de acuerdo, a pesar de haber firmado el Edicto de Milán, con la benevolencia con la que Constantino trataba a los cristianos; la excusa llegó en 322, cuando Constantino penetró en Tracia para rechazar una irrupción de sármatas y godos, esto fue considerado por Licinio como una intromisión en sus territorios. El tercer y definitivo choque se había puesto en marcha.

  Con fuerzas igualadas, ligeramente superiores las de Oriente, el primer enfrentamiento (Julio de 324) tuvo lugar en Adrianápolis (hoy Edirne -Turquía-), Batalla de Adrianápolis; Licinio cosechó una soberbia  derrota con más de 30.000 bajas. También Crispo, el César e hijo de Constantino, obtuvo una resonada victoria naval contra la flota de Licinio en la Batalla de Helesponto (estrecho entre el mar Egeo y mar de Mármara -Turquía-). En la retirada a través del Bósforo, Licinio sufrió una nueva derrota, la definitiva: la Batalla de Crisópolis (18 de Septiembre de 324, cerca de la actual Estambul). De los 170.000 hombres con los que empezó la guerra Licinio, apenas le quedaban 20.000; el Augusto de Oriente fue apresado y condenado a un arresto perpetuo en Tesalónica, le fue perdonada la vida por la intermediación y las súplicas de su esposa y hermana de Constantino, Constancia.

  En la primavera de 325, Constantino, alegando que Licinio estaba conspirando con fuerzas extranjeras para volver al poder, ordenó ejecutarlo por ahorcamiento. Desaparecido Licinio, y por última vez en la Historia de Roma, el Imperio contaría con un solo Augusto para el inmenso reino: Constantino el Grande.

==============================================================
©TruttaFario______El Arenal, III – XI – MMXIII
==============================================================
Fuentes:
Francesco BertoliniIsaac AsimovEdward GibbonIndro Montanelli.
Encyclopedia Britannica.
Wikipedia.

Anuncios