MAGNENCIO, Flavio Magno Magnencio – (Enero – 350 * Agosto – 353)

  • Samarobriva (Belgica Inf.), 303 ♦♦♦♦ Mons Seleucos (Narbonense), 11/8/353.

=========================================================

“Tuvo lugar el fatal suceso en Augustodunum (Autun, Borgoña)…. Al ir a levantarse de la mesa, Magnencio apareció en la sala vestido con la púrpura y la diadema imperial. Los convidados, medio ebrios, viéndolo con aquellas insignias le saludaron como Emperador, y los soldados que estaban en la parte de afuera sancionaron con sus gritos aquel saludo…” – F. Bertolini –

 La impopularidad de la que gozaba el Emperador Constante, un hombre sin moral, entre el ejército y la plebe era caldo de cultivo para altercados y sublevaciones. En los postreros años de su reinado se convirtió en un ser déspota y arrogante, ninguneó a las legiones haciéndose rodear y aconsejar de favoritos y guardaespaldas; desdeñó a los ciudadanos dilapidando las arcas públicas en orgías y diversiones; amparándose falsamente en la religión oficial, el cristianismo, hostigó a paganos, judíos y arrianos. El argumento utilizado por los conspiradores para la sublevación fue por su condición de homosexual, colectivo al que, de manera mojigata, Constante había incordiado asiduamente.

Flavius ​​Magnus Magnentius. (Dib. de G.B. Cavalieri)

 ———Flavius ​​Magnus Magnentius ——— (Dib. de G.B. Cavalieri)

  Flavio Magno Magnencio nació en el año 303 en Samarobriva, Bélgica Inferior (actual Amiens -Francia-, 120 km. al Norte de París) y murió, suicidado, el 11 de Agosto de 353 (50 años) poco después de la derrota sufrida en la Batalla de Mons Seleuco, Narbonense Superior, en La Bâtie-Montsaléon (Sureste de Francia, en los Alpes).

  Magnencio era descendiente de germanos afincados en la Galia, su padre sajón y su madre franca. Debió ingresar en el ejército romano a edad temprana; su complexión física, más su fortaleza, y su nada despreciable inteligencia, hicieron que escalara posiciones en la milicia aun siendo un “bárbaro” pagano. Puede decirse que toda su carrera castrense la desempeñó al servicio de Constantino llegando a ser, en época de Constante, Comandante de la Guardia Imperial, jefe de las divisiones Joviana y Herculiana (relativo a Júpiter y Hércules): las tropas de élite que, desde tiempos de Diocleciano y la Tetrarquía, habían sustituido a la desaparecida Guardia Pretoriana; el hombre más poderoso del ejército de Occidente.

  Magnencio estuvo casado con Justina, una niña de 10 o 12 años con la que no tuvo descendencia y que en el futuro sería la esposa del Emperador Valentiniano.

  Cuentan los eruditos que durante una cena organizada por el encargado de las finanzas del Emperador Constante, Marcelino, en la que se conmemoraba el nacimiento de un hijo de éste, Magnencio se vistió de púrpura y se puso una corona parodiando el título de Augusto; los dignatarios allí reunidos, incluido el propio Marcelino, lo aclamaron Emperador. Quizá lo de la cena, en la que estaban reunidos los más altos mandatarios de la política y el ejército, fuera una excusa para derrocar al desprestigiado Constante.

  A la rebelión organizada por Magnencio se le unieron las legiones de Britania, Galia e Hispania. Constante, viéndose sin apoyos, trató de refugiarse en Hispania, pero fue cazado antes de cruzar los Pirineos por un grupo de mercenarios enviados por Magnencio; Constante fue ejecutado y su cuerpo ultrajado.

  El único reducto leal que les quedaba en Occidente a los herederos de Constantino se encontraba en Italia; allí, Julio Nepotiano (hijo de Eutropia, una hermana de Constantino) se hizo fuerte con un reducido ejército a base de gladiadores y mesnaderos. En las primeras escaramuzas, Nepotiano, salió victorioso, pero sus victorias fueron efímeras; en Junio de 350, las legiones de Magnencio depusieron al usurpador Nepotiano (se había autoproclamado Augusto con el apoyo del Prefecto de la Urbe y de algunos senadores) que fue ejecutado y su cabeza exhibida por la ciudad; seguidores y familiares de Nepotiano también fueron aniquilados, incluida su madre Eutropia. Con la caída de Nepotiano, que había sujetado Italia y parte de África, Magnencio ya era el Augusto de Occidente.

Imperio Romano, 350-353. Magnencio y Constancio II.

Imperio Romano, 350-353. Magnencio y Constancio II.

  Con el fin de controlar su Imperio, Magnencio eliminó a los aristócratas fieles a Constante poniendo hombres de su confianza en las diócesis de Hispania, Italia y Britania; para la Galia, las fronteras del Rin, las provincias ilirias y también, para implantar un legado, Magnencio nombró César a su hermano Flavio Magno Decencio. Para contrarrestar al suplantador de Occidente, Constancio II, que andaba batallando contra los persas, proclamó co-Emperador a Vetranio: un experimentado militar amigo y protector de Constantina, la hermana de Constancio II, asignándole el gobierno de la zona de los Balcanes: Panonia y Moesia. Vetranio jugó un papel fundamental a favor de Constancio II en el enfrentamiento de éste con Magnencio; mantuvo a raya, con falsas promesas de reconocimiento imperial, al Augusto de Occidente, mientras el de Oriente zanjaba la pugna con los persas y se preparaba para la guerra.

  En el año 351, después de un reinado de Magnencio de poco más de trece meses en Occidente, la guerra entre Magnencio y Constancio II ya era un hecho. En el primer envite, las tropas de Magnencio derrotaron a las legiones de Constancio II cuando éstas trataban de invadir Italia, obligando a éste a retirarse a Panonia. Magnencio, eufórico por el triunfo, fue al encuentro de su rival; el choque entre ambas fuerzas tuvo lugar en Panonia, en la ribera del Danubio (actual Croacia), en otoño de 351: La Batalla de Mursa, uno de los combates más sangrientos de la Historia de Roma. La victoria fue para Constancio II; pero en la lid los dos ejércitos perdieron más de la mitad de sus hombres, entre 50 y 60.000 muertos.

  Con unas tropas diezmadas y desapasionadas, Magnencio se retiró a Italia; pero esta provincia, igual que Hispania y África, ya habían cambiado de bando. En un intento por reagrupar su ejército se refugió en la Galia, y allí tuvo lugar el último enfrentamiento contra las legiones de Constancio II, en Mons Seleuco (cerca de Lyon), verano de 353; tras un nuevo varapalo y viéndose si ninguna posibilidad, Magnencio, optó por el suicidio (11 de Agosto de 353) dejándose caer sobre su espada. Semanas después, Decencio, que acudía en su ayuda, al enterarse de la inmolación de su hermano se ahorcó colgándose de un árbol.

La llegada al poder de Magnencio, después del ominoso reinado de Constante, había ilusionado a las provincias de Occidente; fue respetuoso con el ejército y tolerante con las distintas doctrinas (cristianos, judíos, paganos), pero en los tres años de Emperador todo fueron luchas internas. Constancio II, de manera inesperada, se convertía en el Augusto de todo el Imperio.

===============================================================
©TruttaFario______El Arenal, XV – II – MMXIV
===============================================================
Fuentes:
Francesco BertoliniIsaac AsimovEdward GibbonIndro Montanelli.
Encyclopedia Britannica.
Wikipedia.

Anuncios