MARCO AURELIO, Marco Aurelio Antonino ——————————————— (Marzo – 161 * Marzo – 180) ————– Lucio Vero (161 * 169)

  • Roma, 26 – abril – 121  ♦♦♦♦  Vindobona, 17 – marzo – 180.

==============================================================

   La llegada al trono de Marco Aurelio en Marzo de 161, se produjo sin ningún tipo de conflicto y de la forma más pacífica que jamás se había dado en Roma. Fue esta una sucesión que ya estaba pactada desde tiempos del Emperador Adriano. En un principio, Publio Elio Adriano había apadrinado al joven Lucio Aelio Cesar, pero al morir este, se vio en la necesidad de adoptar un nuevo heredero; esta elección recayó en el veterano Antonino, un hombre que, por aquel entonces, ya contaba con 52 años. Pensando que el “reinado” de Tito Aurelio Arrio Antonino Pio iba a ser de puro tránsito (luego resultó ser uno de los emperadores que más tiempo estuvo en el cargo -23 años-), obligó a este, a su vez, a adoptar un sucesor; este honor le fue adjudicado a Marco Aurelio (Marco Annio Severo) y Lucio Vero (Lucio Ceonio Cómodo), de esta forma, durara lo que durara Antonino, el legado imperial y el sistema sucesorio adoptivo, no hereditario, quedaba garantizado.

El joven Marco: Marco Annio Catilio Severo

   Marco Aurelio Antonino Augusto nació en Roma el 26 de Abril de 121 (entonces llamado Marco Annio Catilio Severo) y falleció, de muerte natural, en Vindobona (Viena) el 17 de Marzo de 180. Era Marco Aurelio el único hijo varón de Marco Annio Vero, un político romano de rango consular que había sido Cónsul en tres ocasiones en época del Emperador Domiciano, originario de Uccibi (Espejo) ciudad cercana a Corduba, capital de la Bética. Su madre Domicia Lucilla, una noble romana que había heredado importantes fábricas de ladrillos. Por otro lado, era sobrino de la hispana Vibia Sabina, esposa del Emperador Adriano;  su sangre española quedaba fuera de duda, por ello, ha pasado a la historia como el tercero de los Emperadores Hispanos, después de Trajano y Adriano.

   Marco Aurelio quedó huérfano de padre cuando tan solo tenía tres años, haciéndose cargo de la educación su madre y su abuelo materno. Desde muy joven acaparó la atención del Emperador Adriano, muchacho por el que sentía una predilección especial; era, Marco, un niño lleno de inquietudes por el conocimiento, activo e inteligente.

Marcus Aurelius Antoninus Augustus, “MARCO AURELIO”

  En el año 138 cuando Marco tenía 17 años, a instancias de Adriano, fue adoptado por el Emperador Antonino Pio, otorgándole el título de Cesar (una especie de príncipe heredero). En la misma fecha fue prohijado el jovencito Lucio Ceonio Cómodo (7 años), el que sería Co-Emperador junto a Marco Aurelio durante 9 años, con el nombre de Lucio Vero.

 La buena armonía que existía entre Antonino y Marco, quedó patente en los más de 20 años que compartieron el cargo de Emperador y heredero; en primer lugar, Antonino había perdido a sus dos hijos varones y veía en Marco Aurelio, no ya al hijo adoptivo, sino, a su propio hijo. Por otro lado, ambos compartían afinidad filosófica, los dos eran profundamente estoicos. Aunque todos los “Antoninos” se basaron en esta ideología durante sus mandatos, fueron Antonino Pio y, sobre todo Marco Aurelio, quien más crecidamente llevó a cabo esta forma de sabiduría en la manera de entender la política. A grandes rasgos, Marco Aurelio no creía en la Felicidad como tal, creía en la disciplina, en la justicia, en la sabiduría, en la mesura y el cumplimiento del deber.

Annia Galeria Faustina, “Faustina la Menor”. Esposa de Marco Aurelio

  En el año 145, Marco, contrajo matrimonio con Annia Galeria Faustina “Faustina la Menor”, la hija pequeña de Antonino, de esta forma no solo era el hijo adoptivo y primo, sino que también, se convertía en el yerno del Emperador. Fue este un enlace muy prolífico del cual nacieron 13 retoños, pero solo cuatro llegaron a edad adulta, tres hembras: Aurelia Fadilla, Annia Cornificia y Galeria Lucilla; y un varón: Lucio Aurelio Cómodo Antonino, hombre que se convertiría en heredero al trono y pasaría a la historia como uno de los más crueles y déspota de los emperadores. Para algunos eruditos,  Faustina era un tanto promiscua, dando pie a ciertas infidelidades; fruto de las cuales nacería algún vástago, incluido el propio Cómodo. Cuando murió Faustina, en 175, Marco Aurelio la honró fundando una institución con su nombre, semejante a lo que había hecho Antonino con Faustina la Mayor, Puellae Faustinianae.

En los años que estuvo al servicio de Antonino como heredero, ejerció en diversos puestos de responsabilidad: fue Tribuno en 147  y Cónsul en tres ocasiones, en 140, 145 y 161, pero su gran pasión era el estudio, sobre todo, los tratados del moralista Epicteto, el mayor precursor del estoicismo.

LUCIO Ceonio Cómodo VERO, co-Emperador de 161 a 169.

El 7 de Marzo de 161 moría Antonino Pio y el 8 de este mismo mes, Marco se hacía cargo del Imperio asumiendo el nombre de Marco Aurelio Antonino Augusto. Aunque Lucio Vero, el otro hijo adoptivo, no era del agrado de Antonino, Marco Aurelio quiso tenerlo a su lado repartiendo la tarea imperial, como se había estipulado desde la muerte de Adriano.

   Lucio Vero no se parecía en nada a Marco Aurelio, mientras uno se preocupaba por la salud de Roma y sus ciudadanos, el otro estaba más interesado en la gula y las faldas; quizá por eso Marco, le dio por esposa a su hija Galeria Lucilla, para calmarle un poco; eso sí, era un buen militar, un tanto extravagante, pero sabía manejar la tropa. En teoría, el gobierno era compartido, pero el verdadero Emperador era Marco Aurelio.

  Con la llegada al poder de Marco Aurelio, toda la paz y tranquilidad que hubo con su predecesor Antonino parecía derrumbarse, como si todos los enemigos fronterizos hubieran estado aletargados, esperando para sublevarse a la vez. En 162, los partos invadieron Armenia, reino satélite aliado de Roma; allí, Marco Aurelio, envió a su yerno Lucio Vero, este, menospreció el poderío asiático y cayó derrotado; enfadado el Emperador, mandó en su ayuda a los dos mejores generales de la época: Cayo Avidio Casio y Marco Estacio Prisco, el primero, gobernador de Siria y el segundo, el más veterano de los generales, un hombre de la escuela de Trajano. Armenia fue liberada y Mesopotamia reconquistada, estableciendo la frontera nuevamente en el Tigris. Con motivo de esta victoria, en 165, Lucio celebró un Triunfo en Roma y se le otorgó el título de Arménicus: Lucio Ceonio Cómodo Vero “Arménicus”.  Pero la alegría duró poco, ese mismo año comenzó en Roma la peor de las guerras contra un enemigo despiadado: la peste. Marco Aurelio, hizo gala de su humanismo ayudando a los más desfavorecidos con su propia fortuna, e incluso, vendiendo la valija de palacio; esta epidemia también afectó duramente a las legiones.

Colonna di Marco Aurelio

Colonna di Marco Aurelio

En 167, las tribus del Norte de Europa (astingios, vándalos, alanos, marcomanos, etc.), habían hecho una enorme brecha por el Rin y el Danubio; el propio Marco y su yerno Lucio Vero, acudieron con un ejército completado a base de esclavos y gladiadores, la peste había hecho mella, haciendo retroceder a los invasores. La guerra del Norte continuaría hasta la muerte de Marco Aurelio en el 180. En Enero de 169, débilmente sujetadas las fronteras, regresaron a Roma y cerca de la actual Venecia, encontraba la muerte Lucio Vero; ¿apoplejía?, ¿envenenamiento?, ¿cólera? Ya en Roma, recibió los honores de Emperador.

Cayo Avidio Casio

 En el año 173, volvió Marco Aurelio al Norte, donde obtuvo una resonada victoria contra los cuadios en la actual Hungría. Cuando parecía que los problemas del Norte comenzaban a serenarse, surgió la rebelión del Gobernador de Siria, Cayo Avidio Casio.

En Abril de 175, Casio fue proclamado Emperador por sus legiones, aduciendo que Marco Aurelio había muerto; tuvo el apoyo de Siria y Egipto, y en contra Capadocia y Bitinia. Casio, era un magnífico militar, pero un mal político. Cuando Marco se disponía a ir contra él recibió su cabeza en una bolsa. Había sido decapitado por dos de sus oficiales; Cayo Avidio Casio, fue Emperador tres meses. Una vez más, Marco Aurelio dio muestras de su magnanimidad: mandó enterrar la cabeza y se le rindieron los honores correspondientes por los servicios a Roma, y prohibió cualquier tipo de venganza contra los familiares del rebelde.

   Nuevamente las campanas de guerra sonaban por el Danubio. En esta ocasión, Marco, se hizo acompañar por el heredero, el aciago Cómodo; corría el año 178 y este sería el último viaje de Marco Aurelio. Al mando del ejército del Norte estaba el nuevo yerno de Marco: Tiberio Claudio Pompeyano [¿Máximo Décimo Meridio?], un general de origen sirio casado con la viuda Galeria Lucilla; algunos senadores vieron en este matrimonio concertado un intento de cambio de adopción imperial, pero no fue así, Marco Aurelio Antonino murió inesperadamente el 17 de Marzo de 180, víctima de la peste, y Cómodo era el sucesor “legítimo”.

Emperador MARCO AURELIO (Richard Harris en Gladiador)

  En los 19 años de reinado, Marco Aurelio no conoció un tiempo de paz, pero aun así, mantuvo el carácter y la templanza; posiblemente, su gran error fue no elegir un hijo adoptivo y así continuar con la tradición de los Antoninos, sabiendo que Cómodo era “un hombre sin moral”.

   Marco Aurelio ha pasado a la historia como uno de los cinco Buenos Emperadores, pero también ha pasado como El Sabio, El Filósofo. En los últimos años de su vida escribió su forma de entender la existencia, sus pensamientos, su filosofía, todo ello en “Meditaciones”.

===============================================================

  • Utilidad: “Lo que no es útil para la abeja, no es útil para la colmena”.
  • Enemigo: “El verdadero modo de vengarse de un enemigo, es no parecérsele”.
  • Personalidad: “Si no conviene, no lo hagas; si no es verdad, no lo digas”.
  • Amor: “Acomódate a las cosas que la suerte te ha dado, y ama con verdadero amor a los hombres con los que debes convivir”.
  • Muerte: “Morir no es otra cosa que cambiar de residencia”.
  • Espíritu: “En ninguna parte puede hallar el hombre un retiro tan apacible y tranquilo como en la intimidad de su alma”.
  • Dolor: “Cuando el dolor es insoportable, nos destruye; cuando no nos destruye, es que es soportable”.

==============================================================

  ©TruttaFario ____________ COMPLVTVM,  VII – X – MMXI
==============================================================
Fuentes:
Theodor Mommsen, Edward Gibbon, Francisco Bertolini, Isaac Asimov.
Wikipedia, Google.

Anuncios