VESPASIANO, Tito Flavio Vespasiano ——- (Diciembre – 69 * Junio – 79)

  • Falacrinae, 17 – Noviembre – 9  ♦♦♦♦  Roma, 23 – Junio – 79.

==============================================================

  La entrada en Roma de las tropas leales a Vespasiano (Diciembre de 69) bajo el mando de Marco Antonio Primo, supuso un gran desconcierto en el Pueblo y el Senado; los hombres del inmolado Otón se ensañaron de forma desproporcionada con los seguidores de Vitelio. Hubo que esperar la llegada del comisionado del Emperador Vespasiano, Cayo Licinio Muciano, para que restableciera el orden en la ciudad.

  La primera medida de Muciano, persona leal a Otón y mentor de Vespasiano, fue el enviar a Primo y sus legiones lejos de Roma y reorganizar la Guardia Pretoriana. Hasta la llegada del sancionado Imperator Vespasiano (mediados de 70) a Roma, el veterano Gobernador de Siria, Licinio Muciano, aceptó los poderes imperiales; cargo que desempeñó con buen criterio, dejando los temas administrativos y legislativos en manos del Senado y él, ocupándose de los asuntos gubernativos y militares. Era, Muciano, un hombre de profundas convicciones republicanas, noble, leal y de gran cultura; seguramente, el Senado no habría visto con malos ojos que asumiera el Imperio, pero el pacto durante la rebelión había quedado claro: el Emperador era Tito Flavio Vespasiano; de hecho, la condición que puso el fiel Muciano durante la sublevación fue, que el “manto púrpura” se le impondría a Vespasiano.

Titus Flavius Vespasianus

  Tito Flavio Sabino Vespasiano nació el 17 de Noviembre del año 9 en Falacrinae (actual Cittareale, pueblo situado 130 km. al Este de Roma), y falleció en Roma el 23 de Junio de 79, de muerte natural.

  Vespasiano fue el primer Emperador que descendía de familia plebeya, linaje afincado en la comarca de “los Sabinos”, tierra de ganaderos. Su madre, Vespasia Polla, mujer lugareña que tenía un hermano Senador; su padre, Tito Flavio Sabino, hombre que fue funcionario en la provincia de Asia, recaudador de impuestos aduaneros, durante el reinado de la dinastía Julio – Claudia.
La influencia del Senador hermano de Vespasia, su tío, fue clave en la carrera político-militar de Vespasiano, el Cursus Honorum.

 Durante el reinado de Tiberio, con 27 años, desempeñó el cargo de Tribuno en Tracia. Bajo el Imperio de Calígula fue Edil y Pretor; y en el año 41 ejerció como Legado Militar en Germania. Con este currículo, siendo Emperador Claudio y bajo las órdenes del General Aulo Plaucio, en el año 43 fue enviado a la conquista de Britania como Legado Militar de la II Legión Augusta, tenía 32 años. El trabajo realizado por Vespasiano, durante la campaña británica, fue muy satisfactorio para el General Plaucio y para el Senado. De regreso a Roma fue homenajeado y se le concedió el título de Cónsul, año 51.

  Con la llegada de Nerón a los estamentos del poder, Vespasiano se retiró de la vida pública debido a las diferencias con la política del tirano; Nerón hizo caso omiso de esta decisión, no era Flavio Vespasiano una persona que le preocupara, no pertenecía a la aristocracia, por lo tanto, no estaba incluido en el “selecto” grupo de hombres que ambicionaban el poder imperial.

  En el año 63 fue reclamado por el Senado para que se hiciera cargo del gobierno de la provincia de África. En 66, fue requerido para solventar la guerra judeo-romana; los judíos se habían sublevado haciendo retroceder a Cayo Licinio Muciano, el gobernador de Siria. Allí acudió Vespasiano al mando de dos legiones más tropas auxiliares egipcias. En lugar de entrar directamente en acción, Vespasiano, infligió un sonado asedio sobre la ciudad de Jerusalén, esto hizo restablecer cierto orden en la provincia, pero la guerra continuaría hasta bien avanzado el año 73. El gesto de Vespasiano hizo que su colega Muciano salvara el honor de la derrota, hecho por el cual le estuvo siempre agradecido, convirtiéndose en el hombre más leal durante los 10 años imperiales del que fuera fundador de la dinastía Flavia.

  En Julio de 69, Vespasiano fue proclamado Emperador por las legiones de Oriente, encabezadas por Muciano; pronto se le sumaron las de Galia y Germania capitaneadas por Antonio Primo. Tito Flavio Vespasiano marchó para Alejandría, donde también se le había unido el Prefecto de Egipto Tiberio Julio Alejandro, con la idea de cortar el suministro de trigo a Roma y, de esta forma, conseguir la rendición pacífica de Aulo Vitelio. Una estrategia que no fue necesaria, Marco Antonio Primo le hizo el trabajo sucio, entrando en la ciudad con las enfurecidas y vengativas legiones, que habían sido humilladas por Vitelio después de la última Batalla de Bedriacum, fieles a Otón y leales a Vespasiano.

Cuando el Senado “coronó” Imperator a Vespasiano, 22 de Diciembre de 69, éste, envió a Muciano a Roma como Legado Imperial, con la finalidad de poner orden a los excesos que estaban cometiendo los soldados de Primo. Mientras, él continuó en Oriente para zanjar la guerra con los hebreos, a el Senado no le gustaba el desgaste que suponía un asedio prolongado. En Abril de 70, con más de 50.000 hombres, se hizo cargo de la contienda Tito, el hijo mayor de Vespasiano: una masacre, con cientos de miles de muertos y más de 100.000 prisioneros que, en su mayoría, fueron vendidos como esclavos.
El 21 de Junio de 70 desembarcaba en Brindisi, procedente de Alejandría, el Emperador Vespasiano; siendo recibido, con honores, por su amigo Cayo Licinio Muciano y una delegación del Senado.

  Cuando el veterano Vespasiano accedió al Imperio contaba ya con 61 años, pero al contrario que el débil Galba o el glotón Vitelio, era un hombre robusto, activo y decidido. Asesorado por su consejero y fiel General Muciano, transfirió la mayor parte de los poderes de gobierno al Senado emulando la política republicana de Augusto; no obstante, no le tembló el pulso a la hora de eliminar a senadores, militares y patricios que pululaban desde tiempos de Nerón y que habían amasado grandes fortunas de forma dudosa; aunque, quizá esto, fue una excusa en parte, para poner en su lugar personas de su confianza.

  En la Guardia Pretoriana también hizo importantes reformas: jubiló a sus comandantes y la dejó bajo el mando único de su hijo Tito; previamente, había sacado las nueve cohortes de pretorianos (aproximadamente, 4.000 hombres) de Roma con el objetivo de evitar amotinamientos que hicieran tambalear el Imperio, distribuyéndolas por Italia en cuatro guarniciones. En esto también imitó a Octavio, los pretorianos estaban al servicio del Emperador, y no para quitar y poner príncipes a su antojo.

 Después de la guerra civil, las fronteras de Oriente y del Rin habían quedado bastante desprotegidas; por ello, hubo que reorganizar los ejércitos. Vespasiano creó dos nuevas legiones: la IV Flavia y la XVI Flavia, y para asegurarse lealtad, concedió la ciudadanía romana en las más importantes provincias, entre ellas las Hispanas; fue éste, un detalle trascendental que cambiaría el curso de la historia de Roma, a partir de ahí, cualquier “ciudadano romano” podía acceder a las más altas esferas del poder; algo que ocurriría 28 años después con la llegada al trono de Trajano.

VESPASIANO flanqueado por dos oficiales, Cornicen e Imaginifer..

  La mayor empresa castrense de Vespasiano y los herederos Flavios, fue la ocupación total de Britania. Desde tiempos de Julio César, primero, y luego de Claudio, todo fueron intentos, pero nunca hubo un sometimiento total. En este caso, la operación le fue encomendada a Cneo Julio Agrícola: uno de los más importantes generales de la época imperial, un joven militar galo originario de Narbo Martius (Narbona), con un cursus honurum excepcional; había sido Cuestor con 24 años, Tribuno con 26 y Pretor con 28.

  Agrícola materializó siete campañas para la conquista de Britania, la primera en el año 78 y la última en 84, siendo ya Emperador Domiciano. Empezó por Londinium (Londres) y fue bordeando la zona Oeste hasta llegar, campaña tras campaña, a las tierras altas de Caledonia (Escocia); seguramente, los romanos en esa fecha se dieron cuenta que Britania era una Isla.

  Las arcas del Estado estaban ruinosas cuando Vespasiano llegó al trono y no era suficiente con tener contento al ejército y reorganizar la curia; la plebe y las clases medias, después de la cruel guerra civil y la nefasta dilapidación económica de Nerón, lo que querían era una ocupación estable, armonía. Para ello, había que saturar el erario público a base de nuevos impuestos e incrementando los ya existentes. El más llamativo estaba relacionado con el valor catastral, algo que hasta ahora no se había realizado. Otros cánones, fueron los adjudicados a provincias que hasta la fecha no contribuían, como Samos, Bizancio, etc. Saneada, en cierto modo, la hucha pública, se abordaron importantes obras urbanas; la más significativa, fue la construcción del Anfiteatro Flavio, El Coliseo: la edificación más representativa del Imperio, capaz de albergar 60.000 personas, aproximadamente como el Vicente Calderón. También se erigió el famoso Arco de Tito, en honor al hijo de Vespasiano por la conquista de Jerusalén. Aunque no hay datos exactos, es probable que durante el reinado de Vespasiano también se comenzara la obra civil más importante de Hispania, el Acueducto de Segovia (aquaeductus segobiensis).

 La vida sentimental de Vespasiano fue de lo más pacífico; con 28 años contrajo matrimonio con Flavia Domitillia, al igual que él, mujer de clase humilde con la que tuvo tres hijos: Tito Flavio Vespasiano, Tito Flavio Domiciano y Flavia Domitillia Menor.  Tito y Domiciano llegarían a ser Emperadores, completando así la Dinastía Flavia.

Amphitheatrum FLAVIUM (Coliseo)

  Aún si haber sido un Emperador de la talla de Octavio o de Trajano, Vespasiano ha pasado a la historia como uno de los grandes; en los últimos años de su imperio, cuando los problemas económicos fueron remitiendo, quedó espacio para apoyar la cultura, con ciertos incentivos a sabios, filósofos y maestros. En los nueve años y medio que estuvo al frente del Imperio, devolvió a Roma el orgullo y el poder que había perdido en los últimos años de la dinastía Julio-Claudia y la guerra civil. El 23 de Junio de 79, moría Vespasiano víctima de una infección intestinal, sucediéndole en el trono su hijo mayor Tito Flavio Vespasiano: Tito.

===============================================================

© TruttaFario…. COMPLVTVM, IV – III – MMXII
===============================================================
Fuentes:
Isaac Asimov, Ernst Rickel, Francesco Bertolini, Theodor Mommsen.
Wikipedia, Google.

Anuncios