ÁLOPE.

===========================================================

. Cuenta la leyenda que Cerción, Rey de Arcadia, tenía la hija más hermosa del reino: Álope. En uno de sus devaneos amorosos con mortales Poseidón, Dios de los Mares, con apariencia de un radiante martín pescador, sedujo a la joven doncella y fruto de esta relación, Álope, dio a luz un hijo. El Rey Cerción nunca supo del embarazo y posterior alumbramiento de su hija.
. Ante el temor por sufrir un desmesurado castigo por parte de su padre,
Álope entregó el retoño a una niñera para que lo abandonara en el monte. Un pastor encontró al pimpollo y lo llevó consigo para que fuera criado y amamantado por una yegua, pero otro pastor se dio cuenta de los ricos pañales que portaba el bebé y le ofreció quedarse con él; entre los dos zagales surgió una disputa por la posesión y acordaron que Cerción arbitrara sobre la pertenencia del crío. El Rey advirtió que los trapos en que estaba envuelto el niño pertenecían a su hija Álopela nodriza se derrumbó y confesó toda la trama; el enfurecido Cerción ordenó que el muchacho fuera, nuevamente, abandonado en el monte y que su hija Álope muriera emparedada.
. Una vez más el rapaz fue amamantado por la yegua y luego hallado por un pastor, pero éste ya sabía de su ascendencia real y se lo llevó a su cabaña para criarlo como a un hijo; el rehalero le puso por nombre Hipotoonte.
. La divinidad de los mares no pudo evitar la muerte de
Álope y la transformó en manantial, esa fuente alegórica que rodea al Dios Poseidón.

Álope e Hipotoonte (grabado de Richard Earlom, 1743 - 1822)

Álope e Hipotoonte (grabado de Richard Earlom, 1743 – 1822)

==============================================================
©TruttaFario______El Arenal, VII – II – MMXV
==============================================================

Anuncios