CALÍGULA, Cayo Julio César Germánico – (Marzo – 37 * Enero – 41)

  • Anzio, 31-agosto-12   ♣♣♣♣   Roma, 24-enero-41

================================================================

  Roma, en su etapa imperial, desde Octavio Augusto (año 27 a.d.C.) hasta Rómulo Augústulo (año 476 d.C) tuvo emperadores de todo tipo, hombres cultos como Adriano, gobernantes sabios como Marco Aurelio, incluso alguno popular y sensible como Nerva. Pero durante tantos años, también los hubo depravados, déspotas y sanguinarios.

Cayo Julio César Germánico “Calígula”

  Calígula, Cayo Julio César Germánico, nació el 31 de Agosto del año 12 d.C. en Anzio, a 50 km. al sur de Roma, una ciudad de la costa, mismo sitio donde 25 años después vería la luz otro emperador del grupo de los difíciles, Nerón. Calígula fue asesinado en Roma a la edad de 28 años, el 24 de Enero del año 41. Hijo de Agripina y de Julio César Claudio Germánico, el legendario general que estuvo al servicio del emperador Tiberio. Sobrino de Tiberio Claudio César Germánico, el que casualmente sería su sucesor.

  En el año 5, Tiberio adoptó a Germánico, seguramente presionado por Octavio Augusto, para garantizar la dinastía Julio-Claudia y por el cariño que despertaba el general entre la plebe. Pero Germánico murió en el año 19 durante la campaña de Siria, de forma un tanto dudosa, posiblemente envenenado y Tiberio tuvo que optar por un nuevo heredero: Gemelo (su nieto) y Calígula (sobrino-nieto). La decisión fue salomónica, testar en favor de ambos, dejando el Imperio con dos co-príncipes. Muy poco se sabe de la vida de Tiberio Nerón Gemelo, prácticamente nada, nació el año 19 y murió el año 38 (19 años) también de manera un poco extraña, según algún historiador, Calígula tuvo bastante que ver con el temprano fallecimiento.

   Con 4 años su padre, Germánico, se lo llevó a la campaña del norte de Europa. Para alegría de los legionarios era un niño que disfrutaba vistiéndose de militar, era como un legionario de miniatura, sobre todo el calzado, las sandalias (caligas), de ahí el cariñoso mote de “Calígula”, apodo que en el futuro le gustaba muy poco. De regreso a Roma, disfrutó del caluroso Triunfo que el Senado otorgó a su padre por las victorias en Germania. Cuando contaba con 8 años, viajó a Siria y Antioquía (Turquía) y allí asistió la extraña muerte de su padre, Germánico.

  De vuelta a Roma y durante un tiempo, estuvo viviendo en Palacio con su madre Agripina y su abuelo adoptivo Tiberio. Las relaciones entre su madre y su abuelo no eran nada buenas, Tiberio desconfiaba de todo y de todos. Acusándolos de traición y deslealtad, desterró a Agripina y toda su familia y envió a Calígula con su bisabuela Livia. Cuando Livia murió, fue acogido por su abuela Antonia. En fin, que desde la muerte de su padre, la adolescencia de Calígula fue un ir y venir, y es que Tiberio no sabía adonde ponerlo, pero era el heredero.

El actor Malcolm McDowell – Calígula –

  En el año 27, Tiberio se retiró a la isla de Capri, dejando los poderes imperiales en manos de su favorito y Prefecto de la Guardia Pretoriana Lucio Elio Sejano. En el 31 mandó llamar a Calígula para educarlo junto con Gemelo. Los años que estuvo en Capri, su aptitud con Tiberio fue excepcional, dócil y prudente, seguramente aleccionado por Nevio Sutorio Macro, Prefecto de la Guardia  tras la ejecución de Sejano.  Roma ya estaba cansada de las extravagancias y locuras de Tiberio. Calígula sabía muy bien del descontento del pueblo y del Senado y confabulado con Macro, “ayudaron” a morir al Emperador en marzo del 37.

  La entrada de Calígula en Roma a últimos de marzo, fue apoteósica. El pueblo y gran parte del Senado lo recibió con vítores y aclamaciones, y es que hartos de las excentricidades y la indiferencia con las que Tiberio trataba los asuntos de Estado, la llegada del joven príncipe, fue como una bendición.

  La primera misión de Calígula fue destruir el testamento de Tiberio por el cual le otorgaba los mismos poderes que a Gemelo, esto con el apoyo de los pretorianos, fue fácil. La segunda decisión, fue recoger las cenizas de su madre y su hermano y trasladarlas al mausoleo de Augusto. Esto cayó muy bien entre la plebe, un detalle de sensibilidad en un joven de 25 años.  Indujo al Senado a anular las sentencias por traición que pesaban sobre sus familiares. También promulgó una amnistía para diversos cargos políticos y militares que habían estado en desacuerdo con Tiberio.

  A los 7 meses de reinado, sufrió una terrible enfermedad que lo tuvo postrado en cama al borde de la muerte, algo que le afectó duramente al cerebro, ¿encefalitis?, ¿meningitis?, no se sabe con seguridad. A esto hay que sumarle algunos episodios de epilepsia que pasó en su juventud. Sea como fuere, lo cierto es que Calígula ya no era el mismo: maniático, descentrado, vicioso, un esquizofrénico.

  Para empezar, quitó de en medio a su primo Gemelo, acto seguido mandó “suicidarse” al prefecto Macro, a  su esposa y a su suegro. También ordenó ejecutar a todos aquellos que habían ofrecido su vida a los dioses si se recuperaba de la enfermedad. Pero la muerte más cruel, fue la de su hermana Julia Drusila, con la que tuvo constantes relaciones incestuosas, cuando se cansó de esta aventura, la desterró y cuando supo que estaba embarazada, mandó asesinarla. Nadie que estuviera a su alrededor, estaba a salvo; excepto su caballo Incitatus, un magnífico ejemplar hispano, con el que dormía las noches antes de las carreras.

  Teniendo en cuenta que la economía de Roma, era fruto de sus conquistas, Calígula no aportó prácticamente nada. En la campaña de Britania, las legiones, en lugar de entrar en combate, se dedicaron a recoger conchas en la playa, una humillación para el ejército. La generosidad y el despilfarro del que hacía gala Calígula, donaciones sin sentido, juegos, orgías palaciegas… llevaron a Roma a una crisis económica sin precedentes. Pero a grandes males, grandes remedios.  Inventó todo tipo de impuestos; por casarse, por divorciarse, por un juicio.  Llegó incluso a expropiar terrenos a militares que habían cumplido su servicio, estas tierras eran su jubilación,  finiquito propuesto y sancionado por el Senado. Otra feliz idea para recaudar, fue crear un prostíbulo en la corte; ahí estaban sus hermanas, las mujeres de algunos Senadores, etc… la locura ya no tenía límites. Otra anécdota importante, fue el asesinato del rey de Mauritania, Tolomeo; estando el monarca de visita oficial en Roma, mandó ejecutarlo y despojarlo de sus riquezas.

Muerte de Calígula y proclamación de Claudio.

   Después de todas estas atrocidades, en el año 40, comenzaron las conspiraciones para eliminar al tirano. No fue nada fácil, de hecho, las dos primeras fracasaron, llevándose por delante la vida de todos los sospechosos. A la tercera fue la vencida. Cásio Querea, tribuno de los pretorianos y varios oficiales, con la complicidad del Senado, asesinaron a Calígula, a su esposa Milonia Cesonia y a su hija Julia, el 24 de enero del año 41. La sangría debió ser brutal, al grito de: “¡Roma es libre!”, les propinaron más de 20 estocadas y a la niña la rompieron la cabeza contra una columna. La noticia llegó ipso facto al Senado, donde se apresuraron a abolir el sistema Imperial, con la idea de restaurar la ansiada República. Mientras tanto, los hombres de Querea, encontraban detrás de unas cortinas a un lloroso y asustadizo Claudio, tío de Calígula y hermano de Germánico. Llevaron a Claudio al campamento y allí los soldados lo proclamaron Emperador, al día siguiente entró en Roma al frente de la Guardia Pretoriana, previamente les había ofrecido una paga adicional, como nuevo Emperador: Tiberio Claudio César Germánico, reinó del 41 al 54.

===============================================================

http://editorialcirculorojo.com/cronologia-del-imperio-emperadores/

https://www.amazon.es/Cronolog%C3%ADa-Imperio-Miguel-Salgado-Chinarro/dp/8491260935

===============================================================

©TruttaFario ________  COMPLVTVM,   VIII – VI – MMXI

===============================================================
Fuentes:
Indro Montanelli, Isaac Asimov, Theodor Mommsen.
Wikipedia, Google.

Anuncios

3 comentarios el “CALÍGULA, Cayo Julio César Germánico – (Marzo – 37 * Enero – 41)

  1. mariposa dice:

    Me gustan las historias cortitas como las que has escrito, para cuando la próxima?.

  2. Yoly dice:

    Vaya con los romanos, no se andaban con chiquitas, me recuerda a la serie de televisión “yo Claudio”, me gustó mucho aunque me hacía un lio con tanto emperador. Hay que estudiar mucho para conocer toda la historia de Roma, me gusta.

  3. Mayte dice:

    Ay que ver!!! Cómo se las gastaban estos romanos,qué relatos más novelescos ,!!! y contados con gran maestría por tu parte, Migue. Es impresionante.

Deja un comentario / Leave a comment /

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s