TIBERIO, Tiberio Claudio Nerón ———- (Agosto – 14 * Marzo – 37)

  • Roma, 16-Noviembre-42 a.C.  ♦♦♦♦  Miseno, 16-Marzo-37 d. C.

==============================================================

   La muerte de Octavio Augusto en Agosto del año 14 dio paso al sistema imperial. Toda vez que Octavio había designado a Tiberio como príncipe, el Senado le confirió los poderes propios de Procónsul y Censor vitalicio; en un principio, el epíteto de Emperador no estaba institucionalizado como tal; por ello, Tiberio, siguió la misma táctica de Octavio: poner todos los cargos a disposición del Senado y restaurar la vieja y clásica República. Igual que sucediera con Octavio, y para evitar luchas internas, los senadores se apresuraron a otorgarle la potestad imperial; de esta forma sería Emperador por requerimiento del Senado, por tanto, por atribución del Pueblo. Previamente, unos fruto de la casualidad y otros sospechosamente, habían desaparecido todos sus rivales a la sucesión; primero: el joven Marcelo (sobrino-yerno de Octavio, posiblemente envenenado), segundo: el General Agripa (mano derecha y consejero de Octavio, muerte natural), tercero: Druso (hermano pequeño de Tiberio y predilecto de Octavio, murió en un accidente hípico). Todas estas circunstancias, más el proteccionismo de su madre Drusila, y el poco afecto que por él sentía Octavio, lo transformaron en una persona desconfiada y distante. Nada más subir al trono ya tenía las manos manchadas de sangre; había mandado asesinar a Agripa Póstumo (hijo de Agripa y Julia), el nieto de Octavio, por temor a que se convirtiera en su contrincante. Tiberio nunca asumió de buen grado el título de Emperador, pero sí, los de César y Augusto: Tiberio César Augusto.

Tiberius Claudius Nero Germánicus -TIBERIO-

   Tiberio César Augusto  nació en Roma el 16 de Noviembre del año 42 a. C. y murió asesinado en Miseno (Golfo de Nápoles) el 16 de Marzo del año 37 d. C. Tiberio era el hijo mayor de Tiberio Claudio Nerón y Livia Drusila. Era el padre de Tiberio un republicano que sirvió como Cuestor en tiempos de Julio César y, durante el Triunvirato, estuvo del lado de Marco Antonio; por ello, siempre fue enemigo político de Octavio Augusto. Su madre, Livia Drusila; divorciada y casada en segundas nupcias con Octavio. Con este matrimonio se subsanaron las diferencias entre Tiberio (padre) y Octavio Augusto.

**************************************************

— Livia Drusila Julia Augusta — (la actriz Siân Phillips)

  Livia Drusila Julia Augusta, fue la persona más influyente durante los reinados de Octavio y Tiberio. Una bella y elegante mujer, la envidia de todas las nobles romanas, la matrona que todos los hombres deseaban; Octavio, obligó a su marido a repudiarla estando embarazada de su segundo hijo (Druso), de esta forma se zanjaban las viejas rencillas político-familiares y, los “Claudios” podían volver del exilio al que estaban sometidos. Dícese, que Augusto estuvo enamorado de la bella Drusila desde la adolescencia; ella era seis años mayor que él. Pero, Livia Drusila, no sólo era hermosa, era astuta e inteligente; consiguió todos sus propósitos: ser la esposa del Emperador Octavio, la madre del Emperador Tiberio, bisabuela de Calígula, abuela de Claudio y bisabuela de Nerón; teniendo en cuenta, que ningún Emperador era descendiente directo del anterior. Drusila, a pesar de ser la Emperatriz, vivía con gran sencillez. Pero no todo fueron virtudes; es muy probable que, junto con su hijo Tiberio, estuviera implicada en las extrañas muertes de los nietos de Octavio (Cayo, Lucio y Agripa Póstumo), así como de Marcelo, el primer yerno de Octavio. Sea como fuere, Drusila, dio nombre a la dinastía que rigió los destinos del Imperio durante 95 años: Julio-Claudia.

***************************************************

Vipsiana Agripina (primera esposa de Tiberio)

La carrera militar y política de Tiberio fue impresionante, con 17 años fue Cuestor, con 21 Pretor, con 27 Cónsul y, con 33, nuevamente Cónsul. Siendo Pretor, estuvo al servicio del afamado General Agripa en las campañas de Oriente; allí dio muestras de sus dotes militares,  estratégicas y políticas. De regreso a Roma, contrajo matrimonio con la hija del General, la jovencita Vipsiana Agripina (16 años, él tenía 22); fruto de esta relación nació Tiberio Druso Claudio (Druso el Joven); hombre que, en el futuro, prestaría buenos servicios a su padre Tiberio. Podía haber sido ésta una pareja feliz, pero el destino no era un aliado de Tiberio. En el 16 a.C., por dictamen de Octavio, acudieron Tiberio y Druso (el hermano) al Norte, sometiendo la región que hoy ocupan Suiza, Baviera y Austria; mientras Druso se desplazó a la Galia, Tiberio marchó hasta el nacimiento del Danubio, en la Selva Negra, despejando el camino para la conquista de Germania. De vuelta a Roma, en el 13 a.C., Tiberio fue nombrado Cónsul; poco después falleció Agripa. Muerto el General, Tiberio, cometió su primer gran error: repudió a su esposa, la dulce Agripina, para unirse a Julia la Mayor (hija de Octavio, viuda de Agripa); éste, fue un hecho que Tiberio lamentó toda su vida {Nunca cambies lo que quieres por lo que te gusta}. Con esta alianza, Tiberio, se aseguraba la sucesión, pero perdía lo más importante: armonía, intimidad, confianza, autoestima. Por extrañas razones, Julia, había aparcado sus obligaciones de madre y esposa para convertirse en la mujer más indecente de la corte. Sus salidas nocturnas y la colección de amantes, hicieron de Tiberio el hombre más infeliz y cornúpeta de Roma; como consecuencia de esta afrenta, renunció a todos sus poderes y se retiró a la isla de Rodas (Grecia). En el año 6 d.C. retornó a Roma llamado por Octavio para emprender una nueva campaña en Germania, obtuvo brillantes victorias en Dalmacia y Panonia; estableciendo la frontera en el Rin y, convirtiéndose en el General más laureado de la época. De vuelta a Roma en el 12 d.C., Octavio Augusto lo asoció al poder Imperial, con la condición que Tiberio, a su vez, adoptara al hijo de su difunto hermano Druso: Julio César Claudiano “Germánico”.

Julio César Claudiano “Germánico”. – Sobrino de Tiberio, padre de Calígula.

   De todos era sabido que la llegada al trono de Tiberio fue circunstancial y motivada por algunas desapariciones dudosas, el ejército lo respetaba, pero no lo quería; la plebe veía en él a un hombre amargado, no transmitía convicción y el Senado, desconfiaba. Mientras Tiberio recibía los honores Imperiales en Roma, las legiones del Norte se sublevaron reclamando más paga y proclamando Emperador a Germánico; aquí, el joven Claudiano Germánico, actuó con una lealtad inquebrantable a las instituciones, declinando el ofrecimiento y atendiendo parte de las peticiones de los soldados. Este comportamiento hizo de Germánico el hombre más adorado por la plebe, una persona extrovertida y, a  su vez, disciplinada, todo lo contrario que el Emperador; Tiberio creyó ver en Germánico un nuevo enemigo político, por ello le encomendó las misiones más difíciles y lejanas de Roma. De vuelta del Norte fue enviado, Germánico, a la engorrosa zona de Oriente; después de algunos triunfos y conseguir pacificar la región, moría inesperadamente en Octubre del año 19, dejando viuda (Agripina la Mayor) y 9 hijos (entre ellos Calígula). Tenía Germánico 34 años y su fallecimiento fue, oficialmente, secuela de una infección; pero en círculos íntimos, se habló de un envenenamiento orquestado desde el Poder.

  La segunda gran equivocación de Tiberio fue en lo relativo al Pretorio, la Guardia Pretoriana: cuerpo de soldados de élite  creado por Octavio como guardia personal de la familia imperial, distribuidos en varias guarniciones a lo largo de la Península. Tiberio, quizá mal aconsejado, unificó todas las fuerzas en un solo acuartelamiento a la afueras de Roma; 4.500 legionarios especialmente adiestrados bajo el mando de un solo hombre, el Prefecto del Pretorio (Prefectus Praetorius). El primer Prefecto, propiamente dicho, fue Lucio Elio Sejano, un militar ambicioso y marrullero que supo maquinar las debilidades de Tiberio para convertirse en su asesor y confidente. Tiberio, poco amigo de los temas gubernamentales, fue delegando todos los poderes en Sejano y en su hijo Druso. Pero la codicia de Sejano no tenía parangón; su idea, con la fuerza que los pretorianos le conferían y la indolencia de Tiberio, era hacerse con el Imperio, ser el adoptivo del Emperador. En Septiembre del 23, moría Druso el Joven (37 años) víctima de un envenenamiento organizado por el Prefecto Sejano; esta desgracia sumió a Tiberio en una profunda depresión, confiando aún más el gobierno en el todopoderoso Sejano: “el valido del Rey”, “el Primer Ministro”.

Emperador Tiberio

   En el año 26, Tiberio, ante el incesante acoso de su autoritaria madre Drusila y los constantes reproches de la viuda de Germánico, decidió retirarse a la Isla de Capri, dejando toda la administración imperial en manos del Prefectus. Desde ese momento, Roma entró en un auténtico estado policial; la Guardia Pretoriana tenía el control del Pueblo y el Senado, Tiberio se ocupaba de los asuntos económicos y firmar actas. Pero el tiempo del tiranillo Sejano estaba contado; los desmanes del Prefecto ya no eran del agrado del Emperador, éste, se apresuró a adoptar para la sucesión a su nieto Tiberio Gemelo, hijo de Druso, y a su sobrino-nieto Cayo Germánico “Calígula”, hijo de Germánico. En una discreta misiva enviada al Senado por parte de Tiberio, se ordenó la detención de Sejano y, posterior ejecución por parte de la Guardia; en su lugar pusieron a un amigo de Calígula: Nevio Sutorio Macro, Prefecto que, en el futuro, sería el verdugo del Emperador Tiberio.

   El nuevo Prefecto no fue más magnánimo que el anterior, pero si más astuto; supo ganarse el beneplácito de Tiberio, sobre todo, cuando le informó que la muerte de su hijo Druso no fue una enfermedad, sino un envenenamiento ordenado por Sejano; a partir de ahí, Macro, tuvo las manos libres para realizar todo tipo de atropellos y ejecuciones, a culpables e inocentes: los primeros, toda la familia de Sejano, así como algunos senadores y los pretorianos más próximos a su antecesor. Todo esto, con la complacencia y la amistad de Calígula; al cual no dudó en dejarle a su esposa con tal de mantener su posición.

En Marzo del 37, Tiberio decidió visitar Roma, pero estaba demasiado viejo (79 años) y cansado para tan largo viaje, haciendo una parada en Miseno (Nápoles); allí acudieron Calígula y su esbirro Macro. Mientras el sobrino-nieto miraba para otro lado, el Prefecto asfixiaba al anciano y débil Tiberio.

*********************************************

Poncio Pilatos y Jesús El Galileo.

Durante el  reinado de Tiberio se produjo un acontecimiento que determinaría parte de la Historia de la Humanidad: hostigamiento, juicio y ejecución de Jesús el Galileo.

  Jesús, un predicador con ideas revolucionarias y humanistas, era para los religiosos conservadores judíos un gran problema. Caifás llevó al Nazareno ante Poncio Pilatos, procurador romano en Judea; pero Roma no veía ningún tipo de peligro en las ideas humanitarias de este hombre. Por lo único que Pilatos podía condenar a Jesús, era por un delito contra Roma; por ello, el sumo sacerdote lo acusó de querer ser “Rey de los judíos”: esto si suponía una transgresión contra Roma. Jesús el Galileo fue acusado de traición y condenado a morir crucificado; este tipo de sacrificio sólo era utilizado por los romanos. Jesús fue ejecutado como otros muchos rebeldes de la época; ningún judío ni romano de aquellos tiempos, podía imaginarse lo que esto supondría en el futuro.

**********************************************

Tiberio César Augusto ha pasado a la historia imperial como uno de los malos, la parte positiva de su “reinado” estuvo marcada por una buena gestión militar y económica; exceptuando la original rebelión de las legiones del Rin, no hubo más contratiempos: siguió la política poco expansionista de Octavio, afianzando bien las fronteras y, en tema financiero, dejó las arcas saneadas. La flojedad de carácter y la manipulación a la que estaba sometido, hicieron de él un hombre introvertido, cobarde y finalmente, cruel. Pero los peores años de terror estaban por llegar al recién nacido Sistema Imperial con la subida al trono del enfermizo y caprichoso Cayo Julio César Germánico “Calígula“.

==============================================================

https://www.amazon.es/Cronolog%C3%ADa-Imperio-Miguel-Salgado-Chinarro/dp/8491260935

http://editorialcirculorojo.com/cronologia-del-imperio-emperadores/

==============================================================

 ©TruttaFario..COMPLVTVM,  XVIII – XI – MMXI
==============================================================
Fuentes:
Francesco Bertolini, Robert Graves, Isaac Asimov, Indro Montanelli.
Derecho Romano.
Wikipedia, Google.

Anuncios

3 comentarios el “TIBERIO, Tiberio Claudio Nerón ———- (Agosto – 14 * Marzo – 37)

  1. Mery (Atlanta, Georgia) dice:

    Tanto se ha manipulado la Historia de Jesus a traves ,the Discovery channel,el canal Historia,etc,…..Pero para mi Dios es la creacion misma,este gran Universo que dia a dia nos ofrece vida..Jesus para mi fue un revolucionario,un hombre ..quizas y solo quizas…como el Che,o como muchos otros que intentaban ir en contra de los dirigentes de turno,en fin veo que la historia es tan amplia,y contradictoria,que lo mas facil es pensar que fue tal como lo leemos y no lo cuentan,o nuestras mentes seguirian buscando sin encontrar grandes soluciones.Buenas noches!!

  2. Mayte dice:

    Muy bien escrito,como siempre,y muy denso.Para releer.

  3. Yoly dice:

    Si no me equivoco, esta es la época que más me gusta, me recuerda a la serie de televisión “Yo Claudio” que me gustó tanto.

Deja un comentario / Leave a comment /

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s