HELIOGÁBALO, Vario Avito Bassiano —– (Mayo – 218 * Marzo – 222)

  • Emesa (Siria), 203  ♦♦♦♦  Roma, 11 – Marzo – 222.

==============================================================

  En la provincia romana de Siria, en la ciudad de Emesa, actual Homs, estaban instaladas y eran originarias las poderosas mujeres ligadas a la Dinastía Severa, las descendientes de Cayo Julio Basiano: Julia Domna, esposa de Septimio Severo, madre de Caracalla y Geta; Julia Mesa, hermana de Julia Domna y madre de Julia Soemia y Julia Mamea: las respectivas madres de Heliogábalo y Alejandro Severo.  Julia Domna, que había aceptado el destino como una especie de destierro voluntario cuando fue asesinado su hijo Caracalla murió poco tiempo después como consecuencia de una huelga de hambre; el resto de las “julias” convencieron, a base de generosos donativos, a la allí acampada III Legión que el heredero legítimo al trono era el adolescente Avito, sobrino-nieto del Emperador Septimio Severo. Para darle más énfasis a la treta, Julia Soemia, afirmaba que su hijo Heliogábalo fue fruto de una relación con su primo el difunto Emperador Caracalla.

Vario Avito Bassiano, HELIOGÁBALO

  Vario Avito Bassiano, Heliogábalo, nació en Emesa (Homs  -Siria-) en el año 203 y murió en Roma el 11 de Marzo de 222 asesinado, junto con su madre Julia Soemia, por miembros de la Guardia Pretoriana en una conjura organizada por su abuela Julia Mesa.

  Heliogábalo era hijo de Julia Soemia Basiana, la menor de las descendientes de Julia Mesa, y de Sexto Vario Marcelo (aunque fueron bastantes las voces que dudaban de su paternidad), un ciudadano romano también de origen sirio que ocupó diversos cargos en la administración de Roma: Procurador, Tribuno, Senador.

  Los soldados de la III Legión Gálica estacionados en Edesa solían realizar visitas al templo donde se veneraba a El Gabal, una enorme piedra negra de forma ovalada que representaba al Dios Sol, Elagabalus; allí observaban y admiraban a un joven Sumo Sacerdote vestido de púrpura y coronado con piedras preciosas: Vario Avito Basiano. El linaje Basiano tenía los derechos sacerdotales de esta religión monoteísta.

  La fascinación que los legionarios sentían por el adolescente príncipe, el descrédito que venía arrastrando el Emperador Macrino en Mesopotamia y la embaucadora habilidad de su abuela y su madre (Julia Mesa y Julia Soemia) para atraerse a los soldados con patrañas y bolsas repletas de denarios, incitaron a una sublevación para deponer al impostor Macrino y ensalzar al “Severo” Heliogábalo.

Julia Mesa. Abuela de Heliogábalo.

  El 16 de Mayo de 218, los insurrectos acampados en Edesa proclamaron Emperador a Vario Avito Basiano con el nombre de Marco Aurelio Antonino, aunque siempre fue conocido por el seudónimo de Heliogábalo.

  Después de la traición y decapitación sufrida por el Comandante de los pretorianos, Ulpio Juliano, y la masiva deserción de tropas en beneficio de Heliogábalo, el ejército de Macrino fue derrotado en La Batalla de Antioquía (8 de Junio de 218), éste huyó, pero fue capturado y ejecutado por sus propios hombres; soldados que, previamente, se habían unido al adinerado compromiso de las “julias”, más la promesa de que todos los desertores serían restituidos en su cargo y posición. El joven Heliogábalo (14 años) envió misivas al Senado autoproclamándose Emperador y prometiendo que regiría los destinos de Roma como en el pasado lo hiciera el gran Marco Aurelio. Estas cartas, aun llevando la firma de Heliogábalo, eran obra de Julia Mesa, mujer que durante los próximos años ejercería como la auténtica “emperadora”.

Conseguida la victoria por las legiones de Siria, los poderosos ejércitos de Oriente juraron lealtad a Heliogábalo. En principio el Senado no admitió de buen grado el nombramiento, pero en la carta enviada a Roma, además de las buenas intenciones de gobierno, se concedía amnistía y perdón a todos los Patres vilipendiados por Caracalla; esto fue suficiente para que la Curia proclamara Emperador al pagano Heliogábalo, no sabían lo que hacían.

  El primer año imperial lo pasó Heliogábalo con su impresionante comitiva en la provincia romana de Bitinia (región de la actual Turquía); este séquito, además de criados y soldados, necesitaba de un carromato tirado por un centenar de toros para transportar el idolatrado aerolito los 3.500 km. que separan Edesa de Roma, El-Gabal: la enorme piedra negra azabache de más de 10 toneladas.

Julia Soemia, madre de Heliogábalo.

  La triunfal entrada de Heliogábalo en Roma se produjo en otoño de 219 acompañado por su abuela Mesa, su madre Soemia, su tía Mamea, su primo Alejandro Basiano y, como no, por el enorme monolito, El Dios Sol, al que era su intención convertir en el principal dios de los romanos por encima, incluso, de Júpiter Óptimus Máximus. Para que quedara claro quién era el nuevo Dios, Julia Mesa, hizo poner un retrato del Sumo Pontífice Heliogábalo en la sede del Senado menospreciando así las clásicas creencias de Roma. La idea de Heligábalo era ser venerado como un dios viviente suprimiendo todas las demás religiones, el judaísmo, el cristianismo y el politeísmo romano; esto exasperó al Pueblo y al Senado pero no al ejército y los pretorianos, sobre todo, mientras tuvieran las faltriqueras llenas. El control militar de Roma estaba en manos de Publio Valerio Comazón, el General que había capitaneado la victoria sobre el Emperador Macrino; en agradecimiento, Heliogábalo, le otorgó los poderes castrenses y civiles más importantes del Imperio: Cónsul, Prefecto de Roma y Prefecto de la Guardia Pretoriana.

  Desde su llegada al trono, el joven príncipe renunció a todos los asuntos de Estado dejando estos en manos de Julia Mesa y Julia Soemia, mujeres acostumbradas, debido a la cultura matriarcal de Oriente, a moverse con cierta soltura en los ámbitos de gobierno; claro que esto en Siria era algo normal, pero en Roma era totalmente inaudito. Fue la primera vez en la dilatada Historia de Roma que una mujer debatía en el Senado y firmaba documentos, algo inmoral para los Patres Conscripti; a todas luces, Heliogábalo era un títere en manos de las “julias”. Para más inri, Julia Soemia creó una especie de Senado paralelo formado exclusivamente por mujeres de la nobleza en el que se deliberaba sobre modas, costumbres y comportamiento de la sociedad romana.

Retrato de Heliogábalo en el Senado.

  Si las excentricidades de Heliogábalo en asuntos religiosos fueron chocantes, en el tema íntimo y personal fueron de lo más deprimente, cruel y escandaloso. Ser invitado a un ágape por parte del Emperador acarreaba ciertas dificultades, había que disfrutar de la comida aunque estuviera sazonada con heces de animales, porque de lo contrario, corrías el riesgo de ser ejecutado por no respetar la etiqueta de la corte. Podía, Heliogábalo, hacer construir un baño y, a continuación, mandar derruirlo y ejecutar al hacedor por no ser lo suficientemente placentero. En algo estuvieron de acuerdo los cronistas más importantes de la época: Dion Casio, Herodiano y Lampridio…“Heliogábalo no era persona mentalmente sana”.

  Pero las mayores depravaciones del jovenzuelo se dieron en materia íntima, en tres años se casó siete veces, cinco con mujeres y dos con hombres. El primer matrimonio fue con Julia Cornelia Paula, una noble de origen sirio a la que repudió a los ocho meses porque no le daba un hijo; el segundo enlace lo tuvo con una virgen vestal (como en la actualidad casarse con una monja que no ha renunciado al hábito) Julia Aquila Severa, unión que levantó una bulliciosa opinión en el Pueblo y el Senado y que fue desbaratada por la “Emperatriz” Julia Mesa; el tercer casorio fue con una descendiente de los Antoninos nieta del Emperador Marco Aurelio, Annia Galeria Faustina, joven de la que se divorció, tampoco fecundaba, para volverse a casar con la vestal Aquila Severa; este emparejamiento fracasó de nuevo y Heliogábalo se casó por quinta vez, de esta última mujer no se sabe nombre ni origen.

  Después de tanta frustración amorosa, y dada su condición de bisexual, optó por la homosexualidad. Se vestía con elegantes vestidos femeninos, se maquillaba y recorría prostíbulos en busca de nuevas sensaciones, inclusive, tuvo su harén personal de jóvenes criados. En 221 contrajo matrimonio en dos ocasiones, primero con un auriga llamado Heriocles y después con un atleta, Zotico de Esmirna.

Julia Mesa Basiana viendo la impopularidad que estaba alcanzando el desquiciado Heliogábalo entre el Pueblo, el Senado y los pretorianos, y el cariño que despertaba el adolescente Alejandro, organizó un plan para quitar un nieto y poner otro. Convenció a Heliogábalo para que adoptara a su primo Alejandro en detrimento de su “marido” Heriocles; hecho esto, el Senado se apresuró a otorgar poderes consulares a Alejandro. Cuando Heliogábalo se percató de la jugada intentó retirar los títulos de César y Augusto a su pariente, pero ya era tarde; los pretorianos protegieron a Julia Mesa, Julia Mamea y Alejandro Basiano, acto seguido fueron a por Heliogábalo. El Emperador se había escondido con su madre en las letrinas, donde ambos fueron asesinados (11 de Marzo de 222); los cadáveres fueron arrastrados por Roma y finalmente arrojados al Tíber. El Senado ordenó retirar todas las inscripciones de Heliogábalo y el Pueblo celebró su muerte con grandes festejos. De los cuatro años de reinado del perturbado Heliogábalo sólo han quedado para el recuerdo dos obras: la finalización de las Termas de Caracalla y la reparación parcial del Coliseo que había sufrido algunos estragos como consecuencia de un incendio. Heliogábalo al morir tenía 19 años y el sucesor 14: Alejandro Severo.

==============================================================

©TruttaFario ___ COMPLVTVM,  XXIV – VI – MMXII
==============================================================
Fuentes:
Edward Gibbon, Isaac Asimov.
IDUS-El Imperio Romano.

Anuncios

13 comentarios el “HELIOGÁBALO, Vario Avito Bassiano —– (Mayo – 218 * Marzo – 222)

  1. CHAKER HARES HADDAD dice:

    ESE RARO EMPERADOR,,,ERA DE MI CUIDAD SIRIA—-HOMS—QUE VERGUENZA….

  2. Esperanza dice:

    madre mia como estaba de la cabeza !!! menos mal que duro poco.

  3. ERNESTO MAGISTRALE DE ARGENTINA dice:

    QUE MARAVILLA LA INTERNET CUANDO SE UTILIZA PARA INFORMAR, PARA EDUCAR, PARA ENTRETENER CULTIVANDOSE. ESTUVE VIENDO UN PROGRAMA EN DISCOVERY DONDE MENCIONARON A HELIOGABALO Y QUISE SABER MAS SOBRE EL, ENCENDI LA COMPUTADORA Y POR SUERTE ENCONTRE TODA LA INFORMACION QUE BUSCABA, ENTRE OTRAS LA DE ESTA PAGINA. FELICITACIONES. EXCELENTE

  4. Javier dice:

    Amigo, nada es gratis y lo gratis siempre sale caro y además lo gratis y las subvenciones hacen esclavos a los hombres. Esto si no se entiende a partir de los treinta años, ya no se entiende, uno se queda en el limbo.

  5. Mayte dice:

    De dónde ha salido este “bixo “? Cuando tenga ordenador delante…diré algo más…

  6. ana calvo dice:

    Después de contar toda la historia de este emperador te parece que tendrá más años al morir,y resulta que solo tenía 19.Si que aprovechaban el tiempo sí!

    • Miguel dice:

      Gracias por comentar, Ana. Este muchacho, Heliogábalo, en muy poco tiempo fue demasiado el centro de atención, y no precisamente, por ser bueno.

  7. Yoly dice:

    Muy bien Migue, no sólo se conformaban con asesinar a los emperadores, últimamente habían cogido la costumbre de pasear los cadáveres, cortar cabezas, arrogarlos al río, qué sanguinarios!!!

    • TruttaFario dice:

      Gracias por comentar Yoly. También en el siglo pasado (Abril-1945) el dictador Mussolini y su amante después de ejecutados fueron ultrajados por el pueblo….

  8. Me gusta mucho este nuevo diseño es mucho más vistoso.

Deja un comentario / Leave a comment /

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s